NOTICIA
28-01-2014

Desconexión selectiva de cilindros: Menor consumo de combustible también en vehículos compactos

El SEAT Ibiza 1.4 TSI de 140 CV ACT llega al mercado. ¿Qué le hace distinto? Su tecnología, pues se trata del primer modelo de la marca española en ofrecer el Sistema de Gestión Activa de Cilindros. Su motor TSI combina la desconexión selectiva de cilindros con un amplio paquete de tecnologías eficientes: construcción ligera, menor cilindrada, inyección directa y sobrealimentación, sistema Start/Stop y función de recuperación de la energía.

¿Qué es la desconexión selectiva de cilindros?

El sistema de Gestión Activa de Cilindros ACT es una nueva tecnología de motor que hace más dinámico y eficiente a este modelo. El sistema de gestión activa de cilindros ACT, permite desactivar dos de los cuatro cilindros en condiciones de carga baja y media. Esta tecnología de inyección que, hasta la fecha, sólo se aplicaba a los grandes motores de ocho y doce cilindros, demuestra todo lo que puede aportar en un coche compacto, reduciendo su consumo en aproximadamente 0,4 l/100 km. Así, a una velocidad constante de 50 km/h, en tercera o cuarta marcha, el consumo se reduce hasta 1,0 l/100 km. Incluso conduciendo a 70 km/h en quinta marcha reduce el consumo en 0,7 l/100 km.

¿Cómo funciona la tecnología ACT?

El Sistema de Gestión Activa de Cilindros ACT se activa entre 1.500 y 4.000 revoluciones, así como con pares entre 25 y aproximadamente 100 Nm, un amplio diagrama que, en el ciclo de conducción estándar, abarca casi todas las posibilidades. Unos actuadores electromagnéticos reciben una señal y las agujas se engranan en las ranuras para modificar la posición de las camisas ajustables sobre los árboles de levas. El extremo de cada una de las levas se ha mecanizado con dos perfiles adyacentes. Uno de ellos empuja las válvulas cuando el motor funciona con los cuatro cilindros activos, mientras que el otro rueda sobre los empujadores, para evitar que las válvulas se abran durante el giro de los árboles de levas. Las válvulas de admisión y de escape de los cilindros 2 y 3 se dejan cerradas y se corta el suministro de combustible en los mismos. Los cilindros activos 1 y 4 aumentan su eficiencia en cargas superiores. Cuando el conductor acelera fuertemente, ambos cilindros se activan de nuevo de forma imperceptible. Esto permite una mayor eficiencia y que el motor siga marchando de forma suave, informan desde SEAT.

Todos los procesos de conmutación mecánica se ejecutan dentro de medio giro del árbol de levas; dependiendo del número de revoluciones, los procesos duran entre 13 y 36 milisegundos. Otras intervenciones colaterales en el encendido y la válvula de mariposa suavizan las transiciones. Un interesante detalle es que, gracias al sensor del pedal del acelerador y al software de monitorización inteligente, el sistema también detecta perfiles de conducción irregulares. Por ejemplo, cuando se circula por una rotonda o, de forma más deportiva, por carreteras de montaña. En estos casos no se produce la desconexión.

Los componentes de la Gestión Activa de Cilindros tienen un peso total de tres kilos. Todos los elementos que inciden en este sistema se han integrado en la tapa de la culata, mientras dos rodamientos reducen la fricción de los árboles. Además, el sistema de desconexión selectiva de cilindros actual sólo es realizable con el concepto TSI (inyección directa de combustible + sobrealimentación).

En cualquier caso, la marcha suavidad de la marcha no se ve interrumpida en ninguna situación, ya que el 1.4 TSI funciona equilibradamente, incluso con dos cilindros, ofreciendo una marcha silenciosa y baja en vibraciones.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.