NOTICIA
06-03-2014

Desmantelada una trama que distribuía equipos de diagnosis falsificados a talleres en España

La Policía Nacional ha detenido, y puesto a disposición judicial, a un individuo de 31 años, y sin antecedentes, por la presunta falsificación de equipos de diagnosis de vehículos que compraba en China, manipulaba y posteriormente vendía a talleres. El detenido, al que se le imputa un delito contra la propiedad intelectual e industrial, podría haber distribuido alrededor de medio centenar de terminales entre diversos talleres. Equipos que comprometen, de manera seria, la seguridad vial.

 

Y es que el uso de equipos de diagnosis falsificados, que no pasan ningún tipo de control de calidad, y utilizan un software no homologado, pueden inhabilitar algunas de las funciones que deben realizar dichos equipos, lo que podría originar daños graves en los vehículos que se conectan a los mismos.

 

Por eso, una vez más, la mejor opción es confiar la salud de tu vehículo únicamente a un profesional de confianza, dotado de la formación adecuada y equipado con tecnología de vanguardia, original, potente, y en definitiva, segura. Tal y como hacemos los expertos del automóvil que formamos parte de EuroTaller.

Copias de equipos de muy baja calidad

Por regla general, en los terminales de diagnosis falsificados se emplean materiales de muy poca calidad tanto en los componentes esternos como en los internos. Tampoco es de extrañar que la copia del circuito integrado no garantice la correcta comunicación con el vehículo, algo que puede generar desperfectos y desconfigurar dispositivos, comprometiendo la seguridad de los pasajeros. Imaginemos, por ejemplo, qué consecuencias tendría la manipulación de un airbag con uno de estos dispositivos.

Origen de la detención

En junio de 2013, una comisaría en Cataluña recibió una denuncia alertando de un posible delito contra la propiedad intelectual tras detectar que se estaban comercializando equipos de diagnosis falsos de una conocida marca.

 

Los agentes localizaron varios domicilios en Vinaròs (Castellón), que el sospechoso usaba para almacenar y distribuir los equipos falsificados. En el registro de las viviendas, se han intervenido ocho equipos informáticos y más de 200 terminales de diagnóstico electrónico falsos de distintas marcas cuyo valor asciende a más de 125.000 euros. Además encontraron documentación relativa a la empresa y de los más de 50 talleres repartidos por toda España a los que habían distribuido los equipos.

 

Esta actividad ilícita parece que reportaba pingües beneficios al detenido, que podría haber llegado a facturar más de 15.000 euros en un solo mes vendiendo estos equipos a través de una web y utilizando una empresa constituida en Costa Rica y con cuenta bancaria en Chipre.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.