NOTICIA
28-09-2015

Dime cómo te sientas al volante y te diré cómo eres

Cada persona tiene sus tics, manías y gestos propios, personales e intransferibles, cuando se sienta al volante y conduce. El escritor Tom Vanderbilt tuvo hace algunos años la idea de analizar por qué conducimos cómo conducimos y qué revela sobre nuestra personalidad.

Tom Vanderbilt es un periodista, bloggero y escritor conocido por sus trabajos de investigación en los que se ha zambullido en temas diversos e interesantes para el público.

Una de sus obras más conocidas y vendidas es, precisamente, “Tráfico: por qué conducimos de la manera que lo hacemos y qué dice esto de nosotros” (el título original en inglés es “Traffic: Why We drive the way We do and What it says about Us”). En este libro, Vanderbilt analiza determinados patrones de conducta a la hora de conducir determina diez tipos de personalidad según la forma en que nos sentamos al volante. Los sentimientos que transmitimos y gestos como la forma en que colocamos las manos sobre el volante podrían, según el escritor, dar interesantes pistas sobre nuestra personalidad.

Los diez tipos de automovilistas según Vanderbilt. ¿Con cuál te identificas?

El inseguro

Se le reconoce porque al conducir se inclina mucho hacia el volante, hasta el punto de apoyar los antebrazos sobre el volante. Posiblemente sufra algún tipo de ansiedad.

El “cool” (guay)

Representa el extremo opuesto al anterior. Todos conocemos a alguno: es ése automovilista que conduce casi tumbado y apoya sólo una mano sobre la parte superior del volante. Desprende mucha confianza.  

El aventurero

Da un paso más respeto al “cool”, con una forma de conducir un tanto arriesgada que puede generar admiración en los demás. También conduce con una sola mano, apoyada en el interior del volante.

El payaso

Conduce como vive: de manera creativa y un tanto alocada. Es ése automovilista que sujeta el volante con las rodillas.

El perfeccionista

Es fiel a lo que le enseñaron en la autoescuela, respeta las normas, hace lo que debe y por supuesto coloca las manos sobre el volante tal como aprendió al conducir.

El jefe

Seguro y con personalidad de líder, lo reconocerás por su firmeza al volante que sujeta con ambas manos y por la parte inferior.

El pacificador

También apoya las dos manos en el volante, en su tramo medio interior. No le gustan los conflictos y trata de evitarlos. Además, es un gran mediador.

El minimalista

Su bandera es la sencillez y la simplicidad. Su manera de conducir es cogiendo el volante por la parte inferior y con una sola mano.

El partidario

Su forma de sujetar el volante es un poco complicada e incluso está desaconsejada: cogiendo el volante por la zona inferior y los puños hacia adentro. Revela una personalidad empática, a la que le resulta fácil ponerse en el lugar del otro.

El excavadora

Se trata de un automovilista muy ocupado que suele conducir con una mano al volante y deja la otra apoyada sobre sí mismo.

¿Con qué tipo de automovilista te sientes identificado? En EuroTaller nos gustan todas las personalidades siempre que sean responsables en el mantenimiento del vehículo. Porque, seas como seas, el mantenimiento contribuirá a tu seguridad vial y te ayudará a mantener tu coche a punto y joven por más tiempo.

Esto te interesa: ¿Cuándo revisar los componentes de mi coche diésel o gasolina? Descúbrelo aquí.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.