NOTICIA
17-09-2020

El cambio automático, ese gran desconocido pero no para todos

Cada vez se incrementa más el número de cajas de cambio automáticas que se está vendiendo. De ser prácticamente residual, en el entorno del 5%, a finales de los años 90, el porcentaje se ha incrementado debido a la mejora de estos cambios, al conocimiento de su comodidad a la hora de conducir y también al auge de los coches hibrídos, eléctricos enchufables o eléctricos puros que son, indefectiblemente, automáticos.

Aunque gozan de una gran suavidad, de una progresividad que da gusto conducir también tienen detrás una gran tecnología y una complejidad que puede sufrir alguna avería.

También hay que decir que no todos los cambios automáticos son iguales. Hay cuatro tipos fundamentalmente. Están los de convertidor de par y de variador continuo. Los otros dos se consideran cambios manuales con las funciones automatizadas: cambio robotizado y de doble embrague.

Si conduces un coche de cambio automático con convertidor de par, que son los más comunes actualmente, tienes que estar atento a estos síntomas que te dicen si puedes tener algún problema en tu caja.

Problemas

Uno de los primeros fallos que se pueden producir son las vibraciones. Estas se pueden sentir cuando se acelera sin tener el pedal pisado a tope, también es conveniente mirar la aguja de las revoluciones para ver si también vibra. Puede indicar un error en los inyectores o en la válvula ERG. Como siempre el mejor consejo es ir a tu taller de confianza de la Red Eurotaller.

Otro de los síntomas que nos indican una posible avería es que tarde en realizar ese cambio de marcha o que directamente no lo haga. Aquí es muy posible que no se haya realizado el mantenimiento adecuado del vehículo y falte su líquido correspondiente.

No se puede dejar pasar otro error y es el que patine cuando se produzca el cambio. Es habitual por el desgaste y se puede evitar, como tantas otras averías, con un buen mantenimiento. Aquí, como en un coche con cambio manual, si finalmente se rompe nos puede poner en una situación peligrosa cuando circulamos.

Por último hay otros dos fallos, menos habituales pero importantes, en nuestra caja de cambio automática. Uno de ellos es que haya golpes a la hora de que se produzca el incremento o reducción de marcha, también si pasamos de punto muerto a “D” o a “R”.

¿Necesitas ayuda profesional? Nada mejor que confiar en los consejos expertos de tu EuroTaller de confianza. Encuentra el tuyo con nuestro buscador de talleres.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.