NOTICIA
22-02-2021

El coche tiene un defecto de fábrica, ¿qué hago?

En los últimos meses hemos visto como cerca de 100.000 coches en España han sido llamados a revisión por diferentes motivos. Desde posibles fallos en el sistema de frenado hasta decenas de miles de tuercas de las ruedas sin estar suficientemente bien apretadas.

Las marcas intentan descubrir esos fallos y subsanarlos antes de que puedan suponer un problema para los usuarios como sucedió en todo el mundo con los airbag defectuosos de Takata que también afectó a varios grupos e incluso causó fallecidos.

Pues bien, cuando suceden todas estas llamadas lo más lógico es enterarse porque el fabricante se suele poner en contacto con todos los compradores, también los medios de comunicación, las redes sociales o la Dirección General de Tráfico a través de una carta comunican el problema.

¿Y si el problema es solo de mi coche?

Aquí es dónde nos podemos encontrar con un verdadero lío si la avería, que puede ser grave, afecta a un número muy reducido o incluso solo al nuestro.

Lo normal es que estos fallos deben estar cubiertos por la garantía del vehículo, que, por ley, es como mínimo de dos años. La cuestión es que no siempre el concesionario admite que es un error de fábrica y que no lo cubre esa garantía. En alguna ocasión pueden intentar que se considere un error de uso del propietario lo que supondrá que tendrá que asumir el coste de la reparación.

Generalmente, si han pasado menos de seis meses desde que se entregó el coche, se presupone que es un fallo de fábrica, y será la marca quien tendrá que demostrar que en realidad es un fallo en la conducción.

Reclamación por escrito

Si han pasado más de seis meses, será el conductor quien tenga que demostrar mediante un informe pericial que es fallo de fábrica. Después tendrá que presentar una reclamación por escrito.

La reclamación se presenta por escrito, con dos ejemplares: uno para el concesionario, para que lo traslade a la marca, y el otro, firmado y sellado por el vendedor, para el propietario, que lo guardará como un justificante en caso de tener que llegar a la vía judicial.

Si existiera discrepancia sobre el origen del fallo o si, a pesar de ser reconocido por el concesionario o la marca que se debe a un defecto de fábrica, no consiguen repararlo, el afectado podrá solicitar la devolución del dinero o que le proporcionen otro coche. Esto, no obstante, resulta bastante difícil de conseguir.

Visita tu taller de confianza, tienes más de 800 a tu servicio, y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche. Los profesionales de la Red EuroTaller trabajamos por tu seguridad cuidando del buen mantenimiento de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.