NOTICIA
14-01-2021

El freno tambor. ¿Cómo funciona?

Cada vez nos encontramos menos frenos de tambor, ahora ya prácticamente la totalidad de los modelos nuevos y no tan nuevos incorporan frenos de disco. Pero con la antigüedad del parque que tenemos en España que supera los 12 años todavía hay muchos circulando además de vehículos comerciales que también los han incorporado.

De todas formas algún pequeño coche urbano los lleva y también sorprendió en la presentación del primer eléctrico puro de Volkswagen el ID.4 que lleve frenos de tambor en un coche de unos 50.000 euros. Aunque como se frena menos para aprovechar la regeneración de la capacidad tiene su explicación.

Este tipo de freno está formado por un tambor o estructura circular cerrada que dentro alberga un par de zapatas y que gira al mismo tiempo que la rueda. Si pisamos el pedal del freno, una bomba hidráulica conduce el líquido de frenos hacia las zapatas. Estas presionan la parte interna del tambor, crea fricción y resistencia, y frena el coche.

Como todo elemento del coche hay que vigilarlo, revisarlo y sustituirlo cuando sea necesario. Para ello tenemos nuestro EuroTaller de confianza que nos lo aconsejará en el momento adecuado.

Síntomas de que hay que cambiar los frenos de tambor

  • La trayectoria de la frenada se desvía: uno de los frenos del eje no funciona bien.
     
  • Suena un chillido procedente de la parte trasera del coche: el forro de la zapata se ha desgastado, y eso hace que el metal roce con el tambor.
     
  • El pedal de freno parece que está más profundo: puede ser que tenga una fuga o agarrotamiento en uno o en los dos cilindros de rueda y/o el ajustador automático.

Para que la frenada sea eficaz el tambor no debe tener grietas, ni surcos ni ralladuras, ni tampoco debe estar oxidado. De todos los elementos que componen el freno de tambor, el tambor es el que se desgasta menos pero es recomendable, si alguno de estos elementos está mal, cambiarlos todos a la vez.

Los frenos de tambor no tienen buena ventilación al estar prácticamente cerrados. Esa falta de refrigeración provoca que la temperatura se mantenga más alta y, si se les somete a un elevado nivel de exigencia, tienden a sobrecalentarse y provocar pérdida de capacidad de frenado.

En la Red EuroTaller cuidamos de tu coche revisando su estado y cuidando cada detalle de su mantenimiento. Visita tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.