NOTICIA
11-11-2020

El sensor de presión del aceite, clave para el buen funcionamiento ¿del motor, del automóvil?

Todo conductor sabe de la importancia de tener el aceite del coche a punto, en buen estado y con la presión correcta para no sufrir alguna avería que nos haga lamentarnos. Lo mejor es pasar por nuestro EuroTaller de confianza para que nos hagan las revisiones pertinentes y evitar cualquier problema.

De que el aceite esté renovado cuando toca nos tenemos que acordar nosotros, o ir más al taller, pero de que la presión sea la correcta se encarga un sensor de presión que nos será de gran ayuda también para evitar problemas.

Es un manómetro que tiene la misión de medir a distancia la presión del aceite del motor, es el OPS (siglas en inglés de oil pressure sensor).

¿Qué es?

Este sensor va unido al motor mediante una rosca, por su forma, en algunos países de Iberoamérica le llaman la “pera”. En su interior hay un filamento que culmina en un conector de pines. Algunos sensores están conectados a tierra y otros llevan un cable independiente para esto.

Su funcionamiento se rige por el principio de presión atmosférica. Cuando el flujo de aceite ejerce fuerza, se envía un voltaje a la unidad de control del motor. Si el sistema detecta que no existe la presión requerida para inyectar aceites en los cilindros, enciende el testigo en el cuadro. Se representa por una vieja lámpara de aceite. Este sensor mide la presión muy cerca del punto de impulso, por lo que su precisión y eficacia son muy altas.

Ese manómetro debe marcar un nivel situado entre el máximo y el mínimo, esto es lo que indica que la lubricación se desarrolla de manera correcta. Si se encuentra por encima del máximo o por debajo del mínimo, puedes empezar a preocuparte.

Los posibles fallos

Al ir a arrancar el coche se encenderá siempre esa lamparita en el cuadro pero después deberá de apagarse. Si sigue encendida pasados unos segundos lo mejor es que vayamos a EuroTaller.

La luz de la lámpara es amarilla: eso significa que el nivel de aceite está cerca o por debajo del mínimo necesario. En tal caso, debes medir los niveles de aceite.

La luz ha pasado a rojo: indica que la presión del aceite es insuficiente para inyectar lubricante, lo que puede terminar dañando gravemente al motor.

Por lo tanto, si el vehículo trabaja por encima del máximo, el manómetro nos dirá que la lubricación es inadecuada (problemas en la bomba, aceite demasiado viscoso, obturaciones en el sistema…) Como la energía utilizada por la bomba procede de la combustión, tendremos como resultado un mayor consumo de carburante.

En el caso de que la presión no alcance el límite mínimo del manómetro, puede ser que el aceite sea demasiado fluido, bien por tener una SAE demasiado baja o porque haya presencia de combustible en el mismo. También puede deberse a que existan fugas de aceite en el sistema, lo que disminuye su resistencia al movimiento.

Los profesionales de la Red EuroTaller cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche en cada revisión. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu automóvil para que viajes seguro en todas la situaciones. ¡Cuida el motor de tu vida!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.