NOTICIA
19-01-2021

El sensor de temperatura de gases del coche también falla

Dentro de los múltiples sensores que llevan los coches hoy en día tenemos el de temperatura de gases. En este caso, y como su nombre indica, registra la temperatura delante del catalizador y la transmite como una señal de tensión a la unidad de control de motor (ECU o centralita). Estos sensores se instalan en diferentes puntos del sistema de escape, tanto en los vehículos diésel como en los de gasolina.

La unidad de control del motor necesita esta información para controlar la composición de la mezcla o la regeneración del filtro de partículas y así reducir eficazmente las emisiones. Adicionalmente, sensores de alta temperatura protegen los componentes en el área del flujo de gases de escape calientes contra un sobrecalentamiento crítico.

Ojo que en los motores diésel, los sensores de temperatura de gases de escape también se utilizan para controlar la temperatura del filtro de partículas diésel y establecer la temperatura correcta para la regeneración, reduciendo las emisiones nocivas.

Debido a las condiciones en las que trabaja no es raro que puedan fallar. Además, ya sabemos que las ITV tienen como motivo fundamental del rechazo a un coche el nivel de emisiones. Por todo esto es más que recomendable pasar por nuestro EuroTaller de confianza para que nos hagan una revisión a fondo de todo nuestro coche y sobre todo de las emisiones para tener nuestro coche a punto

Síntomas de que falla este sensor

  • Encendido de la luz de verificación del motor.
     
  • Eficiencia de combustible reducida, ya que se aumenta el consumo de combustible.
     
  • Regeneración del filtro de partículas de manera innecesaria.
     
  • Las lecturas falsas de temperatura pueden causar mal funcionamiento del sistema EGR, sin activar la luz de verificación del motor. Esto puede provocar fallos en la prueba de emisiones.
     
  • Los aumentos en las temperaturas de escape también pueden contribuir a fallos prematuros de otros componentes de escape o internos del motor.

¿Y por qué falla?

Entre las causas más comunes de que este sensor de temperatura de gases presente problemas están las siguientes:

  • Exposición a temperaturas excesivamente altas, en algunos casos superiores a 900 °C.
     
  • Las fuertes vibraciones también puede aflojar las conexiones internas y cualquier curvatura o torsión puede hacer que el cable se rompa.
     
  • Son también muy vulnerables a los daños al reemplazar otros componentes en el sistema de escape.
     
  • Contaminación por otros fluidos, como aceite o anticongelante: pueden afectar la capacidad de respuesta del sensor, podría enviar lecturas inexactas.
     

Y recuerda que para circular más seguro, nada como visitar periódicamente tu taller de confianza, tienes más de 800 a tu servicio, y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche. Los profesionales de la Red EuroTaller trabajamos por tu seguridad cuidando del buen mantenimiento de tu automóvil.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.