NOTICIA
27-03-2013

El Seprona denuncia al propietario de un almacén agrícola que funcionaba como taller mecánico

El Seprona de la Guardia Civil ha abierto expediente sancionador al propietario de una nave dada de alta como almacén agrícola en la que se realizaban, de forma clandestina, labores de reparación y mantenimiento de vehículos. La instalación, ubicada en la comarca burgalesa de La Ribera, recibía un tránsito inusual de vehículos. Y es que su propietario, un hombre de 51 años, reparaba en ella toda clase de vehículos, turismos y tractores agrícolas, ciclomotores o motocultores por un precio simbólico, informan los medios locales. Eso sí, sin emitir facturas o disponer de tarifas.

Esta actuación se enmarca en la campaña de inspecciones de talleres de reparación de automóviles realizada por el Seprona durante los meses de enero y febrero en la provincia. Durante la misma se han realizado 146 inspecciones a talleres y se han detectando 67 infracciones administrativas, principalmente relacionadas con la gestión de residuos, aceites, neumáticos o baterías; con la Ley de Prevención Ambiental por no poseer licencia ambiental, y con la Ley de Industria por no poseer registro industrial y de autorización de instalaciones.

Un local limpio y equipado

Durante la inspección del local, los agentes se sorprendieron de la limpieza y orden general del interior, perfectamente acondicionado para acometer labores de mantenimiento y reparación de vehículos y dotado de maquinaria y herramienta específica, elevador, extractor de humos y aceites, grúa polipasto, así como recambios, aceites, filtros, correas o baterías.

 

 

 

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.