NOTICIA
14-05-2013

El sistema predictivo de frenada de emergencia puede evitar 350.000 accidentes en la UE

Los sistemas predictivos de frenada de emergencia o sistema de frenada automática de emergencia, como el PEBS (Predictive Emergency Braking System) desarrollado por el Grupo Bosch, podrían reducir unos 350.000 accidentes en toda la UE. Son datos del Barómetro de Seguridad Vial y Medio Ambiente Bosch-ANFAC, en los que se ha analizado la presencia en el mercado español de turismos de dichos sistemas.

¿Qué es el sistema predictivo de frenada?

Se trata de una gran ayuda a la conducción, pero que no suple necesiaria diligencia del conductor en carretera, que deberá circular de manera prudente y siempre atento a cualquier peligro. No obstante, este sistema, introducido por Bosch en 2010, permite detectar al vehículo situaciones de peligro que requieren de una frenada urgente para evitar colisiones por alcance, avisando con antelación suficiente al conductor o frenando automáticamente en caso de necesidad.

Dicho sistema se basa en la conexión en red de un sensor de radar, que analiza permanentemente el tráfico que precede al coche, con el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP®) y una cámara de vídeo. El radar y la cámara de vídeo detectan e interpretan las posibles situaciones críticas con peligro de alcance y ayuda al conductor a evitar este tipo de accidentes, a cualquier velocidad y tanto de día como de noche.

Según estadísticas de la UE, un 32 % de todos los accidentes con heridos y muertos fueron colisiones por alcance con objetos fijos o en movimiento (18%) y atropellos (14%). Por tanto, en un 32% de todos los accidentes de la UE, el PEBS podría influir de manera decisiva para evitarlo o mitigarlo (en torno a 350.000 accidentes).

El sistema predictivo de frenada de emergencia (PEBS) está disponible en la actualidad como equipamiento en 1 de cada 6 vehículos matriculados en España, principalmente como parte de la oferta opcional. El desconocimiento por parte de los usuarios, sobre las ventajas de esta tecnología, acompañado de la antigüedad del parque, hace que este tipo de sistemas de seguridad no tenga una evolución más rápida en el mercado.

Por ello, la renovación del parque de vehículos es fundamental para elevar la seguridad vial de las ciudades a través de la paulatina incorporación de este y otros sistemas de seguridad en el parque móvil.

Su presencia es aún baja

En la actualidad, apenas un 1% del parque incorpora este sistema de seguridad. Si descartamos los vehículos más antiguos, esta proporción asciende al 2,3% para el parque de vehículos de hasta 10 años de edad y en los vehículos más jóvenes de hasta 5 años en un 6,2%. Además, de todos los vehículos equipados con el sistema predictivo de frenada de emergencia, casi un 70% tienen menos de dos años.

Por Comunidades Autónomas, la que cuenta con mayor presencia de estos sistemas es la Comunidad Valenciana, donde un 13,7% de los coches vendidos en los últimos dos años incorporaban este sistema de seguridad. En el lado opuesto, se sitúan Baleares y Canarias, con un 7% y un 6,6% respectivamente.

Si analizamos la disponibilidad -serie u opcional- por segmentos, destaca el de los vehículos de lujo, donde ya está disponible en más de un 80% de los modelos. También es muy apreciable su creciente presencia en los segmentos medios (compactos, berlinas y todoterrenos) con cuotas en torno al 20%.
Por su parte, en el canal de empresas, con un 43%, es en el que mayor penetración tiene este tipo de sistemas de seguridad.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.