NOTICIA
20-09-2013

¿Estáis de acuerdo en que el conductor que no pase un control de drogas pague el coste de la prueba?

Es lo que han planteado algunas asociaciones de víctimas de accidentes. Que ante la carencia de medios con los que cuentan el sistema, si las autoridades de Tráfico detectan un posible positivo por consumo de drogas al volante sea el conductor interceptado quien, de confirmarse el caso, corra con los gastos de las pruebas realizadas.

La asociación estatal de víctimas de accidentes DIA ha apoyado la propuesta de la Fiscalía para que los conductores que den positivo en un control de drogas tengan que pagar el coste de la prueba. Parece que además del alcohol, la sociedad comienza a ser consciente de los riesgos que entraña conducir después de haber consumido otro tipo de sustancias estupefacientes.

En su reciente Memoria Anual de la Fiscalía del Estado, la Fiscalía de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial se queja de la "carencia de medios materiales y personales" para probar el consumo de drogas al volante y propone que el conductor que sea sorprendido drogado tenga que pagar "no sólo el importe de las pruebas de contraste solicitadas, sino también el coste de la práctica del test indiciario salival y de la analítica posterior de saliva cuando arrojen resultado positivo".

A la iniciativa de la Fiscalía se han sumado varias asociaciones de víctimas. Francisco Canes, presidente de DIA, ha dado, por ejemplo, su respaldo a esta propuesta. "Estamos en una situación delicada económicamente y, si hay un conductor que ha infringido una norma de tráfico como es la del consumo de drogas, debe correr con los gastos siempre que sea positivo. Es la única forma de conseguir que se sigan haciendo este tipo de controles tan necesarios, pero también costosos. Los controles de drogas deben aumentar y, si un conductor infringe esta norma, debe correr con los gastos".

En la Memoria Anual de la Fiscalía del Estado, se reconoce el trabajo "encomiable" de la DGT por reforzar los controles de drogas, que se ha traducido en que los expedientes administrativos tramitados por la DGT a conductores por positivos se haya multiplicado por diez desde 2010, pero se subraya que ese "esfuerzo no ha ido parejo con un aumento de procedimientos penales".

Así, se ha pasado de 203 expedientes administrativos tramitados por la DGT e incoados a conductores que arrojaron resultado positivo en los controles de drogas en 2010, a 740 en 2011 y finalmente a 2.155 en 2012, de los 3.472 controles realizados. Sin embargo, durante el año 2012 y en el ámbito de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil "sólo se han derivado a la vía penal 31, de los que 18 lo han sido por accidente, nueve por infracción y cuatro en control preventivo".
 
"El tipo de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas ha visto constreñida su aplicación a los supuestos más graves en los que el delito de riesgo --la conducción influenciada por tales sustancias-- se ha actualizado en siniestros con resultados lesivos o fallecimiento. Fuera de ellos sigue siendo norma penal de escasa incidencia", señala el Fiscal.

¿Estáis de acuerdo en que el conductor que dé positivo en un control de drogas pague el coste de la prueba?

En EuroTaller tienes más de 800 puntos de servicio a tu disposición, con profesionales de toda confianza, para llevar tu coche siempre a punto.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.