NOTICIA
06-11-2020

Estos fallos de las bielas te harán pasar por el taller

La biela no es un término que nos resulte extraño en el diccionario de piezas de nuestro coche que podamos tener cada uno. Eso sí, ya tener claro qué es y su función no es tan habitual. Así que, lo primero es explicar su ubicación, misión y también qué síntomas y averías puede tener por si en nuestro EuroTaller de confianza nos hablan de un picado de la biela.

Este componente transmite la fuerza del cigüeñal al pistón que se encuentra dentro del cilindro y permite la combustión de la mezcla de combustible y aire. La mejor imagen para definir su forma y función es compararlo con el cuerpo del pedal de una bicicleta. Ese elemento metálico que une el plato con la parte donde ponemos el pie para pedalear.

Por eso, se hace de un metal tremendamente resistente por la cantidad de movimientos que hace, la temperatura que alcanza y la tensión a la que trabaja, pero a la vez tiene que ser ligera para no incrementar el peso y que se necesite más energía para moverla.

¿Qué es el picado de biela?

Cuando se produce la explosión de la mezcla al llegar el pistón al punto muerto superior o poco después, la combustión provoca la expansión de los gases y estos empujan el pistón hacia el punto muerto inferior para iniciar el siguiente ciclo.

Pero si la combustión se produce demasiado pronto se produce un choque de fuerzas. En ese momento el cigüeñal empuja la biela hacia arriba pero la explosión hacia abajo, ese golpe puede romperla que es lo que se conoce como el “picado de biela”.

¿Por qué sucede?

Hay varias causas por las que se produce una explosión prematura de la mezcla. Lo más normal suele ser un mal ajuste del encendido en los motores de gasolina, lo que hace que la chispa se genere demasiado pronto. Por eso, los modelos actuales llevan en su motor un sistema de control de la inyección y el encendido que puede variar el punto de ignición.

Asimismo, puede producir esta avería un combustible de mala calidad que haga que se produzca esa explosión antes de que salte la chispa. También en la actualidad los motores pueden detectar ese fallo y enriquecer la mezcla de aire y combustible.

En los motores de gasolina una bujía errónea también puede provocar este problema al acumular demasiado calor en la misma. En el caso de los diésel suele ser por fallos en la inyección provocado por un problema en los propios inyectores o por una presión inadecuada.

¿Se me ha picado la biela?

El síntoma más claro es el sonido de un claqueteo metálico, y más cuando pisamos a fondo el acelerador cuando circulamos en marchas largas y a bajas revoluciones.

Si vamos conduciendo y escuchamos este golpeteo metálico, debemos detener el coche para llamar a una grúa para que nos lo lleve a nuestro EuroTaller de confianza. En el caso de que no podamos detenernos habría que subir las revoluciones del motor, bajando de velocidad, para intentar evitar que se pique la biela.

En la Red EuroTaller cuidamos el mantenimiento de tu coche para que su conducción sea tan confortable como el primer día y siempre segura. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.