NOTICIA
12-02-2013

Europa quiere motores más silenciosos y propone un etiquetado de ruido para los vehículos nuevos

Aún es una propuesta que habrá de ser negociada con los Gobiernos, pero la Eurocámara ha mostrado su disposición a fijar límites al ruido provocado por el motor de los coches en una votación celebrada por el pleno en el que la medida recibió 401 votos a favor, 228 en contra y 20 abstenciones. Y es que, según la Agencia Europea del Medio Ambiente, el ruido de los vehículos somete a la mitad de la población urbana europea a niveles superiores a los 55dB, e incide en que la exposición continua al ruido puede contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares o perturbar el buen funcionamiento de los órganos.

Con esta propuesta, Europa da un paso más en la protección de la salud de los ciudadanos. Además, lleva aparejada la creación de un sistema de etiquetado de ruido para los vehículos nuevos -los diputados sugieren que esté disponible en el material de promoción de los puntos de venta para que los compradores tengan dicha información- y establece normas para que los coches eléctricos e híbridos sean suficientemente audibles para los peatones.

Según la misma, el límite para los coches estándar pasará de 74 a 68 decibelios, mientras que para los vehículos más potentes sólo se permitirá un margen de 2 o 6 decibelios extra. El límite para los camiones de más de 12 toneladas se mantendrá en los 81 decibelios.

La primera fase de reducciones prevista en el reglamento se aplicará a los nuevos modelos de vehículos y la segunda a todos los vehículos nuevos que entren en servicio. Del mismo modo, el texto aprobado propone introducir nuevos límites a los 6 y 8 años desde su entrada en vigor.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.