NOTICIA
04-08-2015

Evita el sobrecalentamiento del motor haciendo un adecuado mantenimiento del automóvil

Que el motor de tu coche se sobrecaliente es un serio problema que ocurre cuando algo no funciona bien y el sistema de refrigeración no es capaz de absorber, transportar y disipar el calor. Estas son algunas de las razones por las que el motor puede sobrecalentarse. Averías, fallos, que puedes evitar con un adecuado mantenimiento de tu automóvil.

Fuga del líquido refrigerante

Sin duda alguna esta suele ser la principal causa del sobrecalentamiento. Para saber si esto es lo que falla, recomendamos hacer una prueba de presión. Un sistema de refrigeración sin fugas debe ser capaz de mantener la presión, al menos, durante un minuto. Entre los puntos de fuga más comunes destacan las mangueras, el radiador, la carcasa del termostato, la bomba de agua, la junta de la culata, el radiador del calefactor, los tapones de protección del anticongelante, el enfriador de aceite de la transmisión automática, cabeza de cilindros y el monoblock.

Concentración incorrecta de refrigerante

Es importante seguir las recomendaciones del fabricante del vehículo a la hora de utilizar el líquido refrigerante; de hecho una concentración incorrecta con agua destilada puede provocar el sobrecalentamiento del motor. Si tienes dudas te recomendamos drenar el depósito y volverlo a llenar.

Termostato averiado

El termostato es una válvula sensible a la temperatura que se abre y cierra en función de la temperatura del motor. Cuando el termostato está en “abierto” el refrigerante (calentado en el motor) pasa a través del radiador. Cuando está cerrado, el termostato evita que el refrigerante fluya al radiador, acelerando el calentamiento del motor frío. El problema surge cuando el termostato permanece en posición cerrada, en ese momento el refrigerante se queda dentro del motor y provoca un rápido sobrecalentamiento del motor.

Conductos de refrigerante atascados

Es necesario que el refrigerante circule por todo el sistema para poder enfriarlo, el óxido, la tierra y algunos sedimentos pueden llegar a bloquear el flujo del líquido. Si esto ocurre el sistema no se autorregulará y probablemente el motor se sobrecaliente. En este caso recomendamos drenar el líquido y limpiar el sistema para eliminar las partículas contaminantes.

Sobrecalentamiento del motor
Averías del radiador

En el radiador, la temperatura del refrigerante se reduce al pasar por distintos tubos. Las principales causas de averías en esta pieza son las fugas y su obstrucción. Cualquier error en la función del radiador puede hacer que aumente la temperatura y provoque el temido sobrecalentamiento.

Manguera desgastada o rota

Una manguera con grietas o agujeros provocará fugas e interrupción del flujo del refrigerante del motor.

Avería en el ventilador del radiador

Para conseguir reducir la temperatura del radiador, en el motor de tu coche existe un ventilador que succiona aire a través de las aletas del radiador. Un ventilador que gire con el motor apagado o con partes fracturadas, no será capaz de reducir la temperatura a los niveles necesarios.

Correa suelta o rota

Podemos decir que la correa es el eslabón que impulsa y hace girar la bomba de agua a la velocidad adecuada, a la vez que garantiza un flujo correcto de refrigerante a través del sistema. Si la correa está en malas condiciones, o se rompe, no será posible mantener la velocidad adecuada. La consecuencia, un bajo nivel de líquido refrigerante, y posiblemente el sobrecalentamiento del motor.

Avería en la bomba de agua

La bomba de agua es la pieza clave del sistema de refrigeración, es la responsable de presurizar e impulsar el líquido refrigerante a través del sistema de enfriamiento. Cualquier avería en la bomba de agua como una fuga de refrigerante o un impulsor gastado pueden provocar el sobrecalentamiento del motor. Y recuerda: para evitar quemaduras o lesiones, nunca intentes quitar el tapón del radiador cuando el motor esté caliente.

Evita estos y otro tipo de problemas acudiendo frecuentemente a tu taller de confianza. Tu EuroTaller, claro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.