NOTICIA
06-07-2021

Evita que los amortiguadores te amarguen las vacaciones

Revisar el estado de nuestro vehículo antes de salir de viaje, especialmente si vamos a realizar trayectos largos, es fundamental para evitar contratiempos, así que la visita a nuestro EuroTaller de confianza es inexcusable.

Y es que salir a la carretera con un vehículo en buen estado es sinónimo de seguridad tanto para los ocupantes del propio vehículo como para el resto de usuarios de la vía. Tanto que se puede incrementar la distancia de frenado en varios metros solo con tener uno de los cuatro amortiguadores en mal estado ya que no estabilizan la carrocería y puede llegar a provocar que los neumáticos pierdan contacto con la carretera.

Al igual que muchas piezas de los coches, los amortiguadores se desgastan con el tiempo. Así que el conductor debe tener claro que, si decide esperar para realizar la revisión de los amortiguadores, puede poner en riesgo la capacidad de frenar, dirigir y mantener la estabilidad de su coche.

Todo esto supone un peligro tanto a los ocupantes de su vehículo como al resto de usuarios de la vía por la que esté circulando.

Consecuencias de no revisar los amortiguadores

  • Reducción de la eficacia de los frenos: como hemos comentado, la distancia de frenado del vehículo puede aumentar, lo que puede resultar crucial en una frenada de emergencia. También supone un mayor riesgo de patinar en carreteras mojadas y/o húmedas.

  • Desgaste prematuro de los neumáticos: se recomienda revisar atentamente los neumáticos y si presentan signos de ahuecamiento o desgaste acelerado, es posible que se haya reducido la capacidad de los amortiguadores para ayudar a mantenerlos en contacto con la carretera, lo cual podría generar un problema de seguridad especialmente en carreteras mojadas, con mayor riesgo de aquaplaning. En caso de reemplazo, no debe cambiarse solo el neumático que tiene la banda de rodadura excesivamente desgastada, ya que con ello se solucionaría el síntoma pero no se resolvería el problema.

  • Pérdida de maniobrabilidad y control: conducir con los amortiguadores averiados tiene un efecto directo en la capacidad para controlar el vehículo desde el volante. El conductor notará que el coche rebota excesivamente, oscila o se balancea abruptamente al realizar un giro, o que pierde el control cuando lo sacude el viento lateral. Con el tiempo, los amortiguadores pueden perder su capacidad para controlar la transferencia de peso, generando una molesta sensación de descontrol. Esto puede ser peligroso, especialmente si los neumáticos pierden el contacto con el pavimento.
     
  • Mayor desgaste en otras piezas de la suspensión: como la dirección, los frenos y la suspensión. A medida que los amortiguadores se desgastan, permiten un mayor movimiento de la suspensión, lo que hace que otros componentes del sistema, así como de los frenos, sufran los mismos efectos. Este deterioro adicional puede hacer que estas piezas se desgasten con mayor rapidez, lo que muy probablemente derivará en gastos de reparación adicionales.
     

Para un buen mantenimiento de tu coche, encuentra tu taller de confianza más cercano, donde los profesionales de la Red EuroTaller revisamos el estado de tu coche y cuidamos de su mantenimiento para que viajes cómodo y seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.