NOTICIA
22-07-2013

Falsos trucos para engañar al alcoholímetro: mascar cesped o lamer baterías no te librarán de un accidente o multa

Alcohol y carretera son incompatibles. Todos lo sabemos -o lo deberíamos saber-, pero un reciente estudio de la aseguradora Línea Directa pone de manifiesto que al menos un 10% de los conductores españoles no lo tiene muy claro -o no se lo toma muy en serio-, pues en alguna ocasión ha intentado engañar al etilómetro de la Guardia Civil recurriendo a algún descabellado remedio.

Según el mismo, cerca de 2,6 millones de personas, han intentado salir airosos de un control de alcoholemia con trucos como lamer granos de café, hacer flexiones o mascar césped. Si alguien tiene alguna duda al respecto de su eficacia, se lo aclaramos: ninguno de estos remedios caseros te ayudará a rebajar el alcohol y sus efectos. Si has bebdio, lo mejor, siempre, es no coger el coche.

 

El césped no te ayudará a rebajar comida y copas

Con esta investigación, la aseguradora ha pretendido acabar con falsos y peligrosos mitos, "desterrar definitivamente la validez de estas creencias", tal y como afirmaba su director de Gobierno Corporativo, Francisco Valencia. Para ello, el estudio ha escogido a dos voluntarios tipo: un hombre y una mujer a los que, tras comer, se les dió una cerveza, una copa de vino y un combinado de Vodka bien cargado, cantidad correspondiente a un consumo habitual, según Valencia.

A lo largo de la prueba, los voluntarios probaron, entre otras cosas, a mascar chicle, chupar granos de café, comer caramelos, esperar y hacer flexiones. ¿El resultado de estas mágicas argucias? Negativo. No se produjeron variaciones significativas en los resultados del alcoholímetro, que en algún caso llegó a subir.

Por el contrario, una encuesta de la compañía realizada a 1.260 conductores señala que el 9% de los cree en la efectividad de este tipo de medidas y otros trucos que también emplean para tratar de evitar un positivo en el control.

Entre ellos, el 3% de los que los han empleado ha probado a esperar una hora o más para conducir tras haber ingerido la última consumición de alcohol; el 1% ha tratado de "dormir un rato" y, en un porcentaje similar, otros han probado a beber agua o café, chupar granos de café, tomarse un Almax o pasta de dientes, mientras que un 2,5% se decanta por otros trucos más arriesgados: lamer baterías de litio, masticar césped, pegar la lengua al paladar o chupar monedas de cobre. Ahí queda eso.

Y por si hay alguna duda, los resultados de la investigación han sido "corroborados" por la Guardia Civil, según afirma Valencia en Europa Press. quien asegura que en el lapso de tiempo entre el primer control de alcoholemia y el de confirmación los agentes han visto hacer "todo tipo de cosas" para tratar de engañar al dispositivo.

Por último, el colectivo que más recurre a estos falsos remedios son los varones de entre 18 y 29 años. Por CC.AA., los madrileños son quienes más creen en su efectividad. Por contra, vascos, gallegos y riojanos son los más escépticos.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.