NOTICIA
05-10-2020

Freno de estacionamiento eléctrico: ventajas e inconvenientes

Alguna vez seguro que te ha pasado que, a la hora de poner en marcha un coche, la palanca del freno de mano está tan dura que no hay manera de poder quitarla. Esta situación se da cada vez menos.

Los nuevos modelos incorporan un sistema electrónico que hace de freno de estacionamiento sin la necesidad de tirar de la tradicional palanca con solo apretar un botón.

Pero, ¿es mejor o es peor?

Como todo, la respuesta tiene sus matices y sus peculiaridades. Hay ventajas en el freno eléctrico, pero también inconvenientes.

Con el freno de mano de palanca, al tirar de ella, se tensa un cable que está conectado con los frenos. Así, se ejerce presión sobre los mismos para evitar que las ruedas se muevan.

En el caso del freno de mano eléctrico es posible encontrar dos tipos de funcionamientos. En uno de ellos también se tensa un cable mediante un motor eléctrico que bloquea cada las ruedas. Luego hay otro similar, pero la diferencia está en que hay un pequeño motor en cada una de las pinzas de freno que ejerce ese efecto sobre las ruedas.

Ventajas e inconvenientes del freno de mano eléctrico

El primer beneficio es la comodidad. El ejemplo del principio de no poder bajar la palanca ya no existe.

También, ofrece más espacio en la consola del vehículo con lo que se puede aprovechar para más hueco para dejar objetos, una mayor habitabilidad y un diseño diferente del interior del vehículo.

Es evidente que si no ponemos la palanca, nadie lo va a hacer por nosotros si hemos cerrado el coche. En el caso del eléctrico, si se nos olvida ponerlo cuando hemos apagado, se conectará siempre.

Incluso a la hora de arrancar, si metemos una marcha y no lo hemos quitado el coche detecta que vamos a ponernos en marcha y lo desactiva con lo que nos hemos ahorrado ese paso o el llegar a circular con la palanca sin bajar del todo.

En el capítulo de inconvenientes, que también los hay, el primero es que se incrementa la complejidad del vehículo y la posibilidad de que se puedan producir averías que en la palanca son muy poco comunes.

Habrá que ir a nuestro taller de confianza de la Red de EuroTaller para que, en la revisión habitual, también repasen este sistema. Para sustituir las pastillas, también, hay que tener en cuenta que lleva el freno eléctrico.

Aunque no es conveniente empujar un coche cuando no arranca, porque se ha quedado sin batería en este caso es imposible ya que se queda conectado de forma permanente y sería inviable hacerlo ya que las ruedas están totalmente bloqueadas.

Por otra parte, no se puede regular la intensidad como con la palanca. Aquí o todo o nada a la hora de detener el coche por lo que hay que tenerlo muy en cuenta en cuestiones de seguridad.

Por último, si nos hemos quedado sin frenos habrá que pulsarlo varias veces, si estamos en marcha, para que entre en funcionamiento.

En tu mano queda revisar el estado del coche para asegurarte de que se encuentra en buen estado. Visita tu taller de la Red EuroTaller donde nuestros profesionales cuidarán el mantenimiento de tu coche conscientes de lo importante que es su puesta a punto.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.