NOTICIA
14-07-2014

¿Fue éste el primer vehículo autónomo de la historia? Menudo era Leonardo da Vinci

Cuando piensas en los primeros promotores del automóvil seguramente te vienen algunos nombres a la cabeza: Nicolás Cugnot (creador del primer “coche” a vapor), Karl Benz, Henry Ford... ¿Pero sabías que mucho, mucho tiempo antes alguien ya se había imaginado algo parecido? Ese alguien fue el polifacético e inigualable Leonardo Da Vinci.

El famoso pintor y humanista, tenía la sana afición de plasmar en cuadernos toda clase de “inventos”, muchos de los cuales han sido plasmados en la realidad con el tiempo. De hecho, se considera a Da Vinci auténtico precursor de no pocas máquinas modernas. No sólo poseía una gran imaginación, sino que además estaba seguro de ser capaz de construir todo tipo de máquinas, como dejó escrito en alguna carta personal. Bombas hidráulicas, helicópteros, autómatas, escafandra con casco, mecanismos de manivela...

Una especie de carro autopropulsado

Y entre todos esos bocetos, ideas y sueños de Leonardo se coló el esquema de lo que podría ser considerado el primer coche de la historia: una especie de carro, concebido para ser autopropulsado. El vehículo diseñado por Leonardo en realidad no estaba pensado para llevar pasajeros, sino para moverse por sí mismo como diversión durante los llamados “festivales cortesanos del Renacimiento”.

El considerado primer vehículo autopropulsado de la Historia de la humanidad tenía unas dimensiones de 1,68 metros de largo y 1,49 metros de ancho. En los dibujos y bocetos de Leonardo no aparece claro el mecanismo interior del carro, pero parece que funcionaría de forma similar a un reloj o un juguete de cuerda.

Hace algunos años, en 2004, dos hombres consiguieron llevar a la realidad el diseño de Leonardo Da Vinci: Carlo Peretti (científico) y Mark Roshelm (experto en robótica), deleitándonos con una réplica de la idea de Leonardo.

En este vídeo puedes ver el proceso.

 

 

Resulta curioso que tantos años después se experimente con vehículos que no necesitan un conductor o volante siquiera. Ya se sabe lo que se suele decir: ¡Todo está inventado!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.