NOTICIA
09-10-2020

Fusibles del coche, ¿qué sustos nos pueden dar?

La expresión “se te ha fundido un fusible”, que, a veces, nos dicen a los humanos cuando no reaccionamos, se ve en su máxima expresión en el mundo de la automoción. Estas pequeñas piezas se encargan de proteger los sistemas eléctricos y se 'funden', por eso se llaman así, ya que cuando notan un exceso de tensión, se 'sacrifican' para que no se averíe algún elemento vital de nuestro automóvil.

Su clasificación varía en función de los amperios que puedan soportar y lo vemos en el número que llevan. Así, cuanto más potente sea el elemento a proteger, mayor deberá ser la intensidad que pueda soportar su fusible.

De su buen estado dependen elementos clave del vehículo como puedan ser el airbag, la climatización o, por supuesto, las luces. Y con los nuevos modelos, que cada vez llevan más electrónica, todavía se hacen más imprescindibles.

¿Cómo distinguirlos?

Son pequeñas piezas de metal recubiertas de una cápsula de plástico de colores vivos y llamativos. En su parte superior llevan inscrito un número, que refleja el amperaje que soportan. Así, es posible identificarlos por el color y por su número:

  • Naranjas: 5 amperios. Son los habituales para el sensor de aparcamiento, la alarma del coche o el claxon.
  • Rojos: 10 amperios. Protegen el sistema de alumbrado, el equipo multimedia o el cierre centralizado.
  • Azules: 15 amperios. Dedicados para la bomba de combustible, las luces de freno o los limpiaparabrisas.
  • Amarillos: 20 amperios. Protegen funciones relacionadas con el confort, como el techo solar, el encendedor o los asientos calefactables.
  • Transparentes: 35 amperios. Verdes: 30 amperios. Ámbar: 40 amperios. En todos estos casos, los fusibles se utilizan para proteger el motor de arranque, el climatizador o los elevalunas.

Ojo… puede haber algo más

La sustitución de un fusible no es complicada ni cara, siempre que se sepa cuál es el que hay que cambiar, y para eso están los expertos de nuestro EuroTaller para solucionarlo. Pero, puede ser una advertencia de que puede tener una avería lo suficientemente importante como para que no sea suficiente solo con cambiarlo.

Los fusibles no se funden porque sí, sino que esto ocurre cuando se produce un pico de intensidad eléctrica, así que lo más probable es que su rotura implique algún problema eléctrico en el sistema sobre el que actúa dicho fusible.

En la Red EuroTaller cuidamos el mantenimiento de tu coche para que su conducción sea tan confortable como el primer día y siempre segura. Busca tu taller de confianza más cercano y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.