NOTICIA
12-08-2016

Historia de un restaurador que pasó de la construcción al taller

Paulino García Casado era un aparejador leonés que cambió su profesión para meterse en el taller. De manera autodidacta ha ido aprendiendo todo lo que sabe sobre automoción y ha llegado a convertirse en un restaurador de motos, coches y bicicletas y customiza estos vehículos hasta el punto de tener una cartera de clientes internacionales.

La vocación de la mecánica

En el casco antiguo de León se encuentra el taller de este aparejador que hizo de su pasión su profesión y ha acabado como mecánico con encargos de Las Vegas, Tailandia, Londres, Chile o Rusia. Por sus manos han pasado Yamahas SR de 1978, Triumph o coches históricos como un Ford Roadster, carrocería de 1922, chasis de 1925 y motor de 1936. La restauración y la customización le han llevado a convertirse  en uno de los mejores restauradores de bicicletas joya de España, con piezas bañadas en oro y encargos personalizados. Su vocación le viene de niño, su padre tenía un taller de reparación y también disfrutaba desmontando motores e ideando diseños. Una afición que ahora ocupa el tiempo de este mecánico leonés que escogió dedicarse a lo que más le gustaba y así lo cuenta en un reportaje que le han dedicado en el periódico Expansión, en el que puedes conocer más datos de su trabajo y trayectoria.

En la red EuroTaller también sabemos lo que es disfrutar con una pasión tan bonita como es la de la mecánica. Busca tu taller de confianza y deja que sus profesionales cuiden el motor de tu vida.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.