NOTICIA
12-05-2014

La bocina eléctrica cumple un siglo de vida. ¡Fue patentada por Bosch en 1914!

Hay quien la usa con demasiada facilidad, con enfado o con impaciencia. Pero la bocina en el automóvil se concibió como un mero mecanismo de alerta, una forma sonora por la que el conductor pudiese advertir su presencia. De hecho, la bocina se inventó en Francia a finales del siglo XVII y se utilizaba fundamentalmente para la caza. La bocina primitiva era una pera de goma unida a una especie de trompeta de metal: cuando la pera de goma se apretaba manualmente emitía un peculiar sonido. Y así eran las primeras bocinas con las que se equiparon los primeros coches.

 

Pero estaba claro que si la bocina quería quedarse en el automóvil, tenía que evolucionar de un mecanismo que se accionaba de forma manual a algo más automático y práctico para el conductor. Así lo entendió Robert Bosch, y el 12 de abril de 1914 solicitó la patente de la bocina eléctrica en Alemania. El fabricante alemán sabía cómo debía ser la bocina perfecta: fiable, rápida, con amplio alcance acústico, visualmente atractiva, que consumiese poca energía y que emitiese un sonido agradable dentro de lo posible. Eso sí, habría que esperar hasta 1921 para la entrada de las primeras bocinas eléctricas en el mercado.

 

El diseño original de Bosch se basó en la técnica de tubos inmóviles que se empleaba en los órganos, consiguiendo un sonido peculiar. Es más, aquel diseño original apenas ha sufrido modificaciones en sus recién cumplidos cien años de historia. Una historia que tiene mucho que ver con la seguridad vial en carreteras y calzadas por las que circulan cada día más peatones, ciclistas y conductores. ¿Cómo nos comunicaríamos sin la banda sonora de las bocinas?

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.