NOTICIA
22-09-2020

La carbonilla, la gran enemiga del motor y del filtro de partículas

El filtro de partículas, conocido también como FAP o DPF (por sus siglas en francés o inglés) es un dispositivo ubicado en el sistema de escape encargado de retener, en sus paredes porosas, las partículas sólidas que generan los motores. Este, en los motores diésel, es obligatorio desde la normativa Euro5, o sea, desde 2011.

Una vez que el filtro está lleno, él mismo se encarga de incinerar las partículas de carbonilla y otros desechos que son arrastrados por los gases de escape, mediante un proceso denominado regeneración. Para ello, cada cierto tiempo (de 300 a 400 km), se inyecta más cantidad de carburante del habitual y así se aumenta la temperatura de los gases de escape (por encima de los 600 ºC), para quemar las partículas.

Como todo elemento del vehículo se puede averiar, pero para eso tienes a tu disposición nuestros especialistas de Eurotaller.

Ese proceso de incinerar la carbonilla puede llevar unos 20 minutos al vehículo por lo que no conviene pararlo cuando lo está realizando para que se complete con normalidad. Si no, la suciedad se puede acumular en las paredes del filtro y cada vez será más difícil su eliminación.

Así que ésta puede ser la avería más común, el interrumpir el proceso de incineración en repetidas ocasiones. Sobre todo puede suceder si realizamos muchos trayectos urbanos o muy cortos en los que el motor no llega a coger temperatura, ni circula a un régimen alto de vueltas durante un tiempo suficiente.

Atención al motor

Para evitarlo lo ideal sería no detener el motor cuando esté con ese proceso de quemado, pero muchos coches no lo indican con una luz en el cuadro del salpicadero. Así que lo más conveniente es llevar el mantenimiento adecuado y evitar sustos por una avería en el filtro FAP que, además, puede ser costosa.

También, de vez en cuando, conviene realizar desplazamientos más largos si nuestro vehículo solo hace pequeños trayectos urbanos para conseguir que el filtro desarrolle su función. Para ayudarle a hacerlo, deberemos llevar el coche a más de 2.000 vueltas (rpm) durante algo más de 30 minutos. También es importante el aceite que utilicemos, pero para eso tenemos la confianza en nuestro Eurotaller.

Si quieres hacerlo con garantías, evitando perdidas innecesarias de tiempo, pásate por tu EuroTaller más cercano. Solicita cita previa en tu EuroTaller de confianza desde nuestro buscador de talleres.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.