NOTICIA
19-01-2015

La conducción autónoma, más cerca con las novedades tecnologicas presentadas por Bosch en el CES

Hollywood lo hizo primero. En la década de los '80, la fábrica de sueños creó la serie de acción "El coche fantástico", protagonizada por un Pontiac Firebird TransAm, llamado "Kitt" que no sólo hablaba sino que se conducía solo. Casi 30 años más tarde, la conducción automatizada ha pasado de ser una fantasía de TV a una realidad. "Poco a poco, Bosch está haciendo realidad la ciencia ficción", asegura Dirk Hoheisel, miembro de la Alta Gerencia de Bosch. Los coches equipados con tecnología Bosch ya pueden conducir ellos mismos en determinadas situaciones, como en los atascos o al aparcar. Bosch presenta sus soluciones en este campo en el "Vehicle Intelligence Marketplace" durante el CES de Las Vegas, celebrada en Las Vegas entre el 6 y el 9 de enero de 2015.

Como uno de los principales proveedores a nivel mundial de soluciones para la movilidad, Bosch ha estado trabajando en la conducción automatizada desde el año 2011 en dos lugares: Palo Alto, (California), y Abstatt, (Alemania). Ambos equipos de trabajo pueden recurrir a una red mundial de más de 5.000 ingenieros de Bosch especializados en el campo de los sistemas de asistencia al conductor. La seguridad ha sido el 'leit motiv' de este nuevo desarrollo de Bosch. En todo el mundo se estima que 1,3 millones de personas pierden la vida cada año en accidentes de tráfico y los números siguen aumentando. En el 90 por ciento de los casos, el error humano es la causa.

Asistente para atascos de Bosch
De la frenada predictiva de emergencia a la asistencia en atascos

Aliviar a los conductores de las tareas de conducción en situaciones críticas de tráfico puede salvar vidas. Los estudios indican que, sólo en Alemania, podrían evitarse hasta el 72 por ciento de todas las colisiones por alcance que se producen, con resultado de muerte, si todos los coches estuvieran equipados con el sistema predictivo de frenada de emergencia de Bosch. Los conductores también pueden llegar a sus lugares de destino de forma segura y relajada mediante el asistente Bosch para atascos de tráfico. A velocidades de hasta 60 kilómetros por hora y al circular en caravana, el sistema frena, acelera y mantiene el coche en su carril automáticamente.

"Con los sistemas de asistencia al conductor, Bosch espera generar unas ventas de mil millones de euros en 2016", asegura Hoheisel. Estos sistemas son la piedra angular de la conducción automatizada, que se irá introduciendo en el mercado de forma gradual. Bosch ya ha puesto su punto de mira en la conducción altamente automatizada, en la que los conductores ya no tendrán que controlar constantemente el vehículo. Hoheisel asegura que "Con el piloto automático para autopista desarrollado por Bosch , en el año 2020, los coches conducirán de forma automática por las autopistas, desde el punto de entrada a las mismas hasta el de salida". En la siguiente década, los vehículos serán totalmente autónomos y serán capaces de hacer frente a cualquier situación que se presente.

Los sensores de Bosch son los ojos y los oídos del coche

La conducción automatizada afecta a todos los aspectos del automóvil - propulsión, frenos, dirección - y requiere de sistemas muy experimentados. Se basa en sensores de radar, video y ultrasonidos, que Bosch ha fabricado ya por millones durante muchos años. "Los sensores son los ojos y los oídos que permiten a los vehículos percibir su entorno", dice Hoheisel. Un potente software y ordenadores procesan la información recogida y garantizan que el vehículo automatizado pueda moverse a través del tráfico de una manera que sea, a la vez, segura y eficiente.

A medida que los vehículos vayan adoptando gradualmente más y más tareas de conducción, los sistemas de seguridad críticos tales como frenos y dirección deben hacer frente a exigencias especiales. Si uno de estos componentes falla, se necesita un sistema alternativo que garantice la máxima disponibilidad. Bosch ya cuenta con una alternativa al sistema de frenos: el iBooster, un servo para el freno electromecánico. Tanto el iBooster como el ESP (Programa Electrónico de Estabilidad), están diseñados para frenar el automóvil, independientemente el uno del otro, sin que el conductor tenga que intervenir.

iBooster: esencial para una conducción automatizada

De esta manera, el iBooster de Bosch cumple con un requisito esencial para una conducción automatizada. El servofreno puede acumular presión de frenado de forma independiente, tres veces más rápido que un sistema ESP. Si el sistema predictivo de frenada reconoce una situación peligrosa, el vehículo se detiene mucho más rápido. Al mismo tiempo, el iBooster también puede proporcionar el frenado suave requerido por el control de crucero adaptativo, ACC, durante todo el trayecto hasta detenerse por completo. Por otra parte, es prácticamente silencioso.

El iBooster es también un componente clave para los coches híbridos y eléctricos. Una de las razones es que no requiere una presión de vacío, que de otro modo tiene que ser generado en un proceso complejo por el motor de combustión o por una bomba de vacío. En segundo lugar, porque en combinación con el ESP hev (diseñado especialmente para los vehículos híbridos y eléctricos), el servofreno puede recuperar casi toda la energía de frenado y convertirla en electricidad, ampliando así la autonomía del vehículo. Gracias al iBooster, casi todas las típicas retenciones que se producen en el tráfico se puede utilizar para recuperar al máximo la energía de frenado en los híbridos o para utilizarla como apoyo al motor del vehículo eléctrico. Si el coche tiene que frenar bruscamente, o si el generador no puede proporcionar el par de frenado necesario, el servofreno genera la presión adicional requerida en la forma convencional, utilizando el cilindro maestro del freno.

Tecnología de Bosch en el "Vehicle Intelligence Marketplace"

Los fabricantes de automóviles en todo el mundo aprecian la tecnología de Bosch y su experiencia, como quedó demostrado recientemente cuando el fabricante de coches eléctricos Tesla distinguió a Bosch con su "Excellent Development Partner". Y, en el CES de Las Vegas, Bosch no sólo presenta su amplia oferta de productos para las funciones de asistencia al conductor y sistemas de frenado en el "Vehicle Intelligence Marketplace". La compañía también expondrá en su stand una auténtica leyenda de Hollywood: "Kitt", el protagonista de la serie de acción "El coche fantástico".

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.