NOTICIA
28-12-2020

La junta homocinética, más importante de lo que parece

Sabemos que el movimiento del motor se transmite a las ruedas por medio de las transmisiones o los palieres. Un sistema que no puede ser rígido ya que la rueda está en constante movimiento por la libertad que le permite la suspensión. La junta homocinética es la encargada de que se pueda transmitir perfectamente la fuerza de giro a las ruedas sin que ninguna pieza sea dañada.

Si nuestro coche no tuviera este elemento y las ruedas giraran por un eje rígido solo podría girar, no subiría ni bajaría con la suspensión ni tampoco cambiar la dirección en las ruedas delanteras.

Por lo tanto, la función de las juntas homocinéticas es crucial para el correcto funcionamiento del vehículo, por lo que es importante conocer cuáles son los síntomas que advierten de algún problema en la pieza para que vayamos sin dilación a nuestro EuroTaller de confianza habitual.

Síntomas

Grasa debajo del coche. Este es el principal indicador de que puede haber un problema en este componente, fundamentalmente aparecerá junto a las ruedas. Eso sí, la grasa debajo del coche puede indicar muchos tipos de averías. Hay que fijarse si aparece grasa debajo del coche, junto a la rueda. También es habitual verla en la llanta si no está cubierta por un tapacubos.

El problema grave en la junta homocinética vendrá si no se ha detectado a tiempo el problema con la aparición de la grasa. Llegará un momento en que ya no haya junto a la rueda, sino que se comenzará a escuchar un ruido provocado por el rozamiento intenso de las piezas. Es muy probable que se hayan dañado más piezas del sistema, teniendo que sustituir el palier o el semieje de transmisión, sobre todo si se ha realizado un viaje largo en estas condiciones o si se ha circulado por terrenos difíciles que hayan aumentado la fricción de las piezas.

Así está claro que la lubricación es fundamental para mantener este sistema en perfecto estado. Por eso y, al tener tanta pieza móvil, la junta homocinética tiene que estar engrasada en todo momento para evitar la fricción y el posterior desgaste. Por eso está protegida por medio de un fuelle, un recubrimiento de goma, en cuyo interior se encuentra la grasa.

Mantener este sistema engrasado no solo es importante para evitar el desgaste. Si no estuviese bien lubricado, el giro se produciría con unas pérdidas de energía excesivas. Con lo que el gasto de combustible del coche sería mucho mayor de lo necesario.

Para un buen mantenimiento de tu coche, encuentra tu taller de confianza más cercano, donde los profesionales de la Red EuroTaller revisamos el estado de tu coche y cuidamos de su mantenimiento para que viajes cómodo y seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.