NOTICIA
11-11-2020

La lluvia y la bajada de temperaturas disparan un 70% el riesgo de accidente de coche

Ya hemos advertido de que el invierno es una época especialmente mala para los conductores. A veces es la lluvia, otras la niebla, el viento o hasta las puestas de sol las que incrementan las posibilidades de tener un percance cuando vamos al volante.

En la mayoría de estas circunstancias, la adherencia de las ruedas sobre el asfalto mojado se ve afectada por lo que es especialmente importante el ir a hacer una revisión con el coche a nuestro EuroTaller de confianza para comprobar, que nunca está de más, que tenemos el coche a punto para el invierno.

La lluvia dispara el riesgo de accidentes

Una lluvia intensa afecta a muchos aspectos de la conducción. Altera la visión en carretera: distorsiona la luz, hace el día más oscuro, refleja los faros sobre el asfalto, reduce las propiedades de la pintura y el contraste entre los objetos, y coloca una capa de agua sobre el parabrisas. Según un informe de un comparador, cambia el entorno y percepción visual de los conductores.

Además habría que añadir la condensación que se produce como consecuencia de la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior del vehículo y que es otro punto a tener en cuenta. Si a todo esto unimos que el parabrisas esté manchado o tenga algún impacto, el peligro se multiplica.

Pero no solo hay que estar atento a lo que es propiamente el estado del vehículo, también esta situación supone que tengamos que estar con una mayor tensión mientras conducimos lo que puede reducir el tiempo de anticipación, algo fundamental a la hora de evitar accidentes. En el caso de las fuertes rachas de viento hasta un 5% de los accidentes se atribuyen a él.

A más frío, más averías

Además el porcentaje de incremento es importante. Por ejemplo con las bajas temperaturas, las posibilidades de que el sistema eléctrico falle aumentan un 27%, mientras que las de que el coche no arranque suben un 18%.

Los problemas más comunes con frío, en cualquier caso, son los relacionados con la batería del vehículo, protagonista de 1 de cada 5 reparaciones. Le siguen los fallos del motor y la calefacción, así como las asistencias relacionadas con el líquido refrigerante. Además, no podemos perder de vista que el 30% de heridos y fallecidos por accidente de tráfico se producen en invierno.

El color importa

Los expertos también apuntan a que hay algunos coches con más riesgo que otros. Por ejemplo, aquellos vehículos con carrocería oscura implican una menor visibilidad en carretera para el resto de conductores. Esta característica se ve agravada tras el cambio de horario, cuando la visibilidad es menor que nunca.

Por la mañana, un coche blanco puede ser atisbado a 160 metros, mientras que uno negro lo veremos cuando estemos a 70 metros. Durante la noche las distancias se reducen a 100 y 30 metros respectivamente.

Revisa el coche

Lo apuntábamos al principio, una de las mejores medidas para evitar esta serie de problemas es llevar el coche a punto como lo preparan en EuroTaller. Comprobar que los neumáticos se encuentran en buen estado y con la presión es la adecuada, que los faros funcionan bien, que el climatizador está en perfectas condiciones, revisar los filtros de aceite y el disco de frenos son medidas necesarias.

Además, hay que acordarse de los limpiaparabrisas, más de 7 de cada 10 conductores no los revisan con la frecuencia adecuada. También las luces, circular con las de cruce nos puede ayudar a detectar las zonas donde se pueda sufrir aquaplaning.

Encuentra tu taller de confianza más cercano en donde los profesionales de la Red EuroTaller cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu vehículo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.