NOTICIA
14-04-2014

Las cámaras de visión trasera, obligatorias en los nuevos vehículos que se vendan en Estados Unidos

En virtud de una reciente norma, la Agencia Nacional para la Seguridad en Carreteras (NHTSA en inglés) ha declarado obligatorio que todos los vehículos, SUV’s y minivans nuevos, así como algunos camiones ligeros y autobuses, cuenten con tecnología de visibilidad trasera. Era una medida esperada desde hace tiempo -en 2008 una ley ya pidió que la agencia desarrollara normas que impidieran accidentes al conducir marcha atrás-, y la NHTSA venía recomendando su uso al considerar que podría contribuir a evitar muchas muertes y lesiones por accidentes al conducir marcha atrás.

 

Y es que dicho organismo estima que en EE.UU. se producen hasta 210 muertes al año por atropellos al conducir marcha atrás. Y un tercio de las víctimas son niños, muchas veces atropellados por sus propios padres.

Ventajas de las cámaras de visión trasera

Su uso generalizado podría evitar entre 59 y 69 muertes al año, según la NHTSA, pero además contribuiría a facilitar el aparcamiento.
 La NHTSA calcula que el sistema costará unos 140 dólares (unos 100 euros) por vehículo nuevo y unos 45 dólares en aquellos que ya tengan pantallas.

 

Eliminar los retrovisores laterales, y sustituirlos por cámaras, parece el próximo paso para muchos conductores. ¿Seguirá Europa los pasos de EE.UU.?

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.