NOTICIA
11-05-2017

Las ventas de Bosch crecieron el 12% hasta marzo

El Grupo Bosch ha comenzado bien el ejercicio económico 2017. Las ventas del proveedor de tecnología y servicios crecieron un 12% en el primer trimestre, un 11% después de ajustar los tipos de cambio. Todas las áreas empresariales y todas las regiones mejoraron en los primeros tres meses del año, algunas, incluso, de manera significativa.

Para el año en curso, teniendo en cuenta las moderadas perspectivas económicas y la incertidumbre geopolítica, Bosch pretende alcanzar un crecimiento de su cifra de ventas de entre un 3 y un 5 %.

El grupo también ha dado a conocer las cifras de 2016, ejercicio que cerró con unas ventas que alcanzaron los 73.100 millones de euros. Esto equivale a un crecimiento del 3,6% nominal, o de un 5,5% después de ajustar los efectos derivados del tipo de cambio. El beneficio operativo antes de impuestos e intereses (EBIT operativo) alcanzó los 4.300 millones de euros, y el margen EBIT de las operaciones el 5,8%.

El área de automoción, el que más crece

De las cuatro áreas empresariales de la compañía, Mobility Solutions fue la que registró el mayor crecimiento en 2016. Las ventas subieron un 5,5 % (6,9 % después de ajustar los efectos del tipo de cambio) hasta los 43.900 millones de euros, con un margen de explotación del 6%.

Dentro del área de movilidad de Bosch, en 2016, los sistemas de asistencia al conductor generaron a la compañía, por primera vez, unas ventas por valor de más de 1.000 millones de euros, además de conseguir pedidos por 3.500 millones de euros. Para 2017, con este tipo de sistemas de asistencia al conductor, Bosch tiene la intención de crecer por encima del mercado, el cual aumentará previsiblemente un 30%.

Conducción autónoma

Unos 3.000 ingenieros de Bosch están dedicados a la conducción automatizada, 500 más que en el año anterior. Junto con Daimler, Bosch está trabajando en el lanzamiento de vehículos totalmente automatizados y sin conductor para circular por las calles de las ciudades. El objetivo es que, a principios de la próxima década, los coches puedan conducir por las ciudades de manera totalmente autónoma.

Uno de los componentes clave para ello es el ordenador de a bordo Bosch dotado con inteligencia artificial (AI), que lo convierte en el cerebro del coche automatizado. Antes de que termine la década, la compañía habrá creado un mapa digital muy preciso sobre la base de señales de radar. Este mapa es un requisito clave para la conducción automatizada. 

Movilidad eléctrica

Por otro lado, Bosch está dedicando también importantes esfuerzos al desarrollo de la conducción eléctrica. Una nueva unidad operativa dedicada a la electromovilidad englobará todas las actividades de la compañía en esta área. Además de los miles de millones invertidos en la mejora de los motores de combustión, la empresa destina unos 400 millones de euros al año en la búsqueda de nuevos avances en el campo de la electromovilidad.

A partir de 2018, la nueva división Bosch Powertrain Solutions ofrecerá todas las tecnologías relacionadas con la propulsión desde una sola fuente. "En el futuro, Bosch impulsará también la propulsión, ya sea de combustión o eléctrica. Para nuestros clientes, somos y queremos seguir siendo el socio número uno en ingeniería y tecnología", ha asegurado Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Bosch.  

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.