NOTICIA
08-10-2020

Los problemas en el frenado electrónico

Cada vez hay más avances que permiten mejorar nuestra seguridad dentro del vehículo. En este caso, también influye en el resto, ya que es un claro ejemplo de seguridad activa que se comenzó a implantar en el año 2009 y que, cada vez, es más común en muchos modelos.

Estamos hablando del frenado elétrico que consiste en que se reemplazan los frenos hidráulicos por unos eléctricos. Así una unidad de control es la que se encarga, mediante el uso de sensores, de ir analizando en cada momento el estado y el comportamiento del vehículo.

Según los datos que haya recopilado, enviará la información a los frenos de forma que cada rueda reciba el porcentaje de frenado que debe aplicar en cada momento. Eso sí, mediante el pedal del freno se regula la intensidad de la frenada para que sea más o menos intensa.

Por eso, es importante ese reparto a las ruedas ya que el peso que soportan las ruedas del coche no está repartido uniformemente. Si llevamos un SUV con tracción delantera esos neumáticos son los que necesitan mayor presión para lograr la frenada. También, si llevamos carga y se puede mover supone también un cambio.

Nuevos condicionantes

La frenada también estará condicionada por la existencia de sistemas como el control de estabilidad, el de tracción, el ABS o la dirección asistida. Por ejemplo, si esa unidad de control recibe por los sensores que las ruedas traseras pueden patinar el sistema aplicará más o menos fuerza sobre ellos y manteniendo la que ha enviado a las delanteras.

Por ello, para que la frenada se produzca de manera controlada tanto en distancia como en intensidad y estabilidad sin importar el estado en el que se encuentre la vía, estos sistemas tendrán que actuar en conjunto de manera eficiente y equilibrada.

Además, también, puede entrar en funcionamiento cuando pisamos el freno en una curva. Eso supone que las ruedas que van por el interior de la curva giran más despacio que las que circulan por el exterior. Si el frenado se aplica correctamente evitamos perder el control y que se produzca un un sobreviraje. Así detecta deslizamiento de las ruedas interiores y reducir la fuerza de frenado en ellas, sin variar la fuerza sobre las ruedas exteriores.

La pega que puede tener, —ninguna si vamos a nuestro EuroTaller de confianza—, es que pudiera tener una avería por el gran número de componentes eléctricos que incorpora. Si falla dejaría de funcionar pero entraría el sistema de frenado convencional.

En la Red EuroTaller trabajamos por tu seguridad. Encuentra tu taller de confianza más cercano y realiza las pertinentes revisiones del coche para evitar los contratiempos indeseados ¡Cuida el motor de tu vida!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.