NOTICIA
15-05-2013

Los talleres oficiales llamaron a revisión a 180 modelos de coches en 2012 por defectos de fábrica

Los frenos y la dirección, elementos críticos para la seguridad vial, fueros los sistemas que más alertas de Consumo originan en vehículos nuevos en España.

La cifra total de vehículos llamados a revisión por defectos de fábrica en nuestro país es un misterio. De momento, el dato que trasciende es el del número de alertas que los constructores de vehículos comunican a las autoridades de consumo: 142, correspondientes a 180 modelos de coches -sin contar motocicletas- en 2012. Según explica el diario Cinco Días, los consumidores, generalmente se enteran, porque es directamente el fabricante el que les insta a pasar por un taller oficial para revisar el vehículo y comprobar el supuesto defecto. En ocasiones, sin embargo, es la DGT la que se encarga de la comunicación al afectado.

La cantidad de llamadas a revisión que se producen en nuestro país resultan “desproporcionadas” a ojos de Rubén Sánchez, de  la organización de consumidores FACUA. En opinión de Juan Carlos Zazo, perito del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), “la fuerte competencia entre las multinacionales del sector provoca que se acorte excesivamente el periodo de diseño y apenas se disponga de tiempo para comprobar fehacientemente todos y cada uno de los componentes del vehículo. No se testa suficientemente los vehículos por el afán de los fabricantes en diferenciarse del resto y ser los primeros en lanzar al mercado modelos nuevos y diferentes”. Por su parte, Carlos Arnaiz, subdirector general de coordinación, calidad y cooperación institucional del Instituto Nacional del Consumo, asegura que las marcas de coches “son muy conservadoras y, en cuanto detectan fallos con repercusión, notifican a Consumo y avisan directamente a los consumidores”.

“El procedimiento que siguen los fabricantes ante un defecto es similar en todas las marcas. Si se trata de un fallo que afecta a la seguridad, además de comunicarlo al Instituto Nacional de Consumo, llaman a todos los propietarios para que visiten el concesionario. Si es un fallo masivo, aunque no afecte a la seguridad, también se insta a los propietarios a visitar el taller para revisarlo. Y si se trata de defectos menores, suelen esperar a que los propietarios pasen las revisiones establecidas por la garantía de la marca para corregirlos. Ahora, en lo único que hay que avanzar es en la transparencia. Lo ideal sería que todos los fabricantes recogieran en sus páginas web los fallos, como ocurre en otros países como Estados Unidos”, explican desde Facua.

Según los datos del Instituto Nacional de Consumo, 34 de las notificaciones de las marcas estuvieron relacionadas con la dirección y 28 con problemas en los frenos. Los fallos en el depósito o los conductos de combustible (18 alertas) también fueron relevantes, seguidos de los problemas con la batería (12), el cinturón de seguridad (11) y los asientos (10) del coche. Asimismo, la pérdida de aceite y los problemas del ventilador también fueron motivo de revisiones, además de los problemas con el airbag, la suspensión y la transmisión.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.