NOTICIA
08-09-2020

Luces rojas en el salpicadero ¿Qué son los testigos y qué tengo que hacer?

El salpicadero de los vehículos ha ido evolucionando con el paso de los años. Cada vez es más frecuente encontrarse con verdaderos ordenadores tras el volante. Lo digital se impone a lo analógico, pero ahí se mantienen unos pequeños chivatos que avisan de la salud del interior del automóvil.

Estos son los testigos de la instrumentación. Su labor es informar de que algo va mal en la mecánica y su evolución ha sido constante, pero su significado permanece inalterable en el tiempo.

Por lo general están divididos en tres categorías de colores: rojo, amarillo y verde. El primero de ellos hace referencia a aquellos avisos que necesitan una atención inmediata. Si uno de estos se enciende es recomendable reservar una cita en uno de los talleres más cercano.

El segundo escalón, los avisos amarillos anuncian una revisión al detener el vehículo. Y, por último, los verdes son meramente informativos.

Frenos

Un signo de exclamación con un círculo en rojo hace referencia al sistema de frenado. Una alerta importante que se enciende en el momento en el que el líquido de frenos se encuentra por debajo del nivel mínimo requerido.

En el caso de que se encienda durante el trayecto es posible que a la hora de frenar el sistema no funcione correctamente y sea necesario mayor fuerza para lograr la detención.

Si, por el contrario, vemos en el salpicadero un círculo amarillo sin ninguna información en su interior junto con una especia de paréntesis, el aviso llega de las pastillas de freno. Esto quiere decir que toca pasar por el taller más cercano de EuroTaller para reemplazar estos dispositivos. El testigo, no obstante, desaparecerá una vez reemplazadas.

Aceite

Los problemas de la presión de aceite están representados por una pequeña aceitera, que gotea, iluminada en color rojo. Su aparición siempre se produce cuando el líquido está por debajo del mínimo recomendado.

Una vez encendido es recomendable parar el motor y rellenar la bomba de aceite, ya que este podría gripar debido al rozamiento de las piezas mecánicas del vehículo.

Temperatura

Este testigo suele estar controlado por el sensor de temperatura del líquido refrigerante, aunque también se encenderá si el motor se calienta porque no hay refrigerante o el nivel es muy bajo.

Motor

Este, quizá, sea el aviso que da más miedo recibir en el salpicadero. El fallo motor se registra cuando los sensores del vehículo registran parámetros anormales. Si parpadea, es importante dejar de acelerar cuanto antes. Por el contrario, si la anomalía se prolonga mucho, el testigo se queda encendido de forma permanente, indicando que se ha grabado una incidencia en la centralita del motor y que debe visitarse un taller para averiguar qué ha sucedido.

Si tienes alguno de estos testigos encendidos en el salpicadero es momento de parar y pasar por una revisión en uno de tus talleres de confianza de EuroTaller para evitar que el problema sea mayor.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.