NOTICIA
11-11-2020

Lunas tintadas, ¿me pueden tirar en la ITV?

Es muy normal ver los coches con las lunas de las ventanillas traseras y la posterior oscuras. Puede ser muy práctico para los meses de verano o si viajas con un bebé para no tener que poner una sábana o una toalla enganchada con el cristal para que no le dé el sol.

Pues bien, no todos los cristales que vemos oscurecidos son iguales. Hay que diferenciar dos tipos. En primer lugar hay cristales tintados y cristales laminados.

Diferencias

Los primeros son los que vienen de fábrica en el vehículo. Eso ya indica que hay un error en la denominación que utilizamos la mayoría de las personas. Al venir de serie no es necesaria ninguna homologación ni incluirlos en el seguro. Para oscurecerlos se utiliza un proceso eléctrico en el que el cristal adquiere ese tono que puede ser desde verdoso hasta negro.

Así que ahora hay que hablar de cristales laminados que son lo que decidimos poner los conductores. Generalmente esas láminas están compuestas de poliéster al que se aplica una capa acrílica en un lado, y por el otro se aplica una capa adhesiva y un protector que se debe quitar al ponerla sobre el cristal. Pueden ser del tamaño exacto o más grande y se cortan sobre la marcha, pero siempre deben de estar homologadas y debe aparecer el sello del fabricante como harán en nuestro EuroTaller de confianza.

Revisión no obligatoria

No es necesario pasar una ITV extraordinaria de homologación ni incluirlas en la ficha técnica. Mirarán que las láminas no pueden presentar indicios de que el material pierde adherencia. Tampoco se permiten las pompas o burbujas de más de 2 mm de diámetro.

Siempre debes llevar la documentación que te aporta el taller con los papeles del coche. En un control rutinario, los agentes te pueden requerir el certificado de Industria de tu lámina, además de que lleves los sellos correspondientes en cada cristal. No llevar esta documentación supone una multa de 200 euros. Estos mismos elementos (certificado y sellos) serán los que revisen en la Inspección Técnica de Vehículos.

No se puede instalar el laminado en la luna delantera (parabrisas) ni en los cristales delanteros, tanto el del conductor como el del copiloto. Mientras, sí se puede, en los traseros y la luneta trasera. En este caso, el vehículo debe tener 2 espejos retrovisores homologados, uno a izquierda y otro a derecha.

Visita tu taller de confianza, tienes más de 800 a tu servicio, y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche. Los profesionales de la Red EuroTaller trabajamos por tu seguridad cuidando del buen mantenimiento de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.