NOTICIA
13-06-2014

MANN+HUMMEL desarrolla nuevos filtros de habitáculos que eliminan las partículas peligrosas casi en su totalidad

El Grupo MANN+HUMMEL ha desarrollado nuevos filtros de habitáculos que garantizan la eliminación casi por completo de las partículas contaminadas, incluidas las más pequeñas. Las partículas se ocasionan, por ejemplo, por el polvo de los frenos y neumáticos en las carreteras o por las calefacciones domésticas. Cuanto más pequeñas sean, más perjudiciales resultan para la salud de las personas, ya que penetran más directamente en las vías respiratorias.

 

Consciente de la repercusión de la contaminación del aire en la salud, MANN+HUMMEL ha desarrollado unos filtros de habitáculos equipados con medios filtrantes altamente eficientes. Entre los nuevos filtros se encuentra el combinado “CUK 26 009” y el filtro de partículas “CU 26 009”, que puede utilizarse como alternativa en determinados modelos de coches.

 

MANN-FILTER suministra tanto filtros de partículas como combinados en calidad de equipo original para la postventa independiente. Los filtros de partículas atrapan las partículas sólidas y el polen, mientras que los combinados incorporan una capa de carbón activo, es decir, pueden eliminar también los gases nocivos como el ozono y el benzeno y también los olores desagradables.

 

Gracias a los nuevos filtros de habitáculo, el sistema de ventilación del vehículo actúa como un aspirador, succionando el aire exterior contaminado. Cada hora entran en el interior del vehículo aproximadamente, 540.000 litros, por lo que es necesario utilizar un filtro de habitáculo que permita purificar bien el aire del exterior para proteger la salud de los ocupantes del automóvil, sobre todo, si son niños o personas que padecen alergia. De esta forma se trata de evitar la contaminación del aire que puede dar lugar a enfermedades respiratorias, trastornos cardíacos, pulmonares y cáncer.

 

El tema no es baladí. Según la Agencia Federal de Medio Ambiente alemana (UBA), unas 47.000 personas mueren de forma prematura en Alemania cada año como consecuencia de la contaminación por partículas. Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda unos valores límites de partículas inferiores a los que se registran en la UE.

 

Para la protección de estas partículas se recomienda revisar periódicamente el estado de los filtros de habitáculo ya que se van acumulando gradualmente. Deberá sustituirse una vez al año o cada 15.000 km si lo que se desea es una purificación del aire adecuada”, explican desde MANN+HUMMEL.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.