NOTICIA
03-02-2015

Mantenimiento del automóvil, clave para ahorrar en combustible y disfrutar de una conducción más eficiente

¿Has hecho tu lista de buenos propósitos para el 2015? Hacer más deporte, dejar de fumar, comer de forma equilibrada, o adoptar hábitos de conducción eficiente y, por qué no, ahorrar algo de dinero al repostar combustible. La compañía de renting Arval nos ayuda con unos buenos consejos para conseguir este último objetivo. El primero de ellos, como no: cuidar y mantener adecuadamente nuestro automóvil. Porque un automóvil en perfecto estado es más limpio, y consume menos. ¿Dónde mejor que en tu EuroTaller de confianza para hacerlo con total garantía?

Mantenimiento óptimo

De vital importancia, sobre todo si el coche ‘duerme’ en la calle. Hay que revisar que estén correctos los niveles del aceite —los cilindros trabajarán más y aumentará el consumo—, anticongelante —mantiene en óptimas condiciones de los líquidos que van al motor—, y líquido de frenos —para evitar excesos de presión en la frenada que acortarán la vida útil de las pinzas—.

Conducción eficiente y segura

Esta recomendación es permanente, pero ante las bajas temperaturas toma mayor importancia. Las arrancadas deben ser suaves, se debe llevar el motor a bajas revoluciones (sin caer en el ralentí) y hay que anticipar las frenadas aprovechando en todo lo posible el freno motor. Desde Arval se alerta que una conducción agresiva aumenta el consumo y puede provocar un accidente al pasar sobre zonas húmedas y heladas. Por el contrario, una conducción eficiente y segura permitirá evitarnos esos euros de más en gasolina y algún susto en cartera por culpa de un golpe evitable.

Atención a la presión de los neumáticos

Una presión incorrecta aumenta el consumo. Con el frío se reduce por lo que hay que revisar e hinchar los neumáticos al menos 0,2 bares. También merece atención el dibujo, al pisar sobre superficies húmedas pierde adherencia por lo que aumenta su trabajo. Debe tener una profundidad muy superior a los 1,6 mm que es el mínimo legal. Todo ello provoca que se incremente el gasto de combustible y se reduzca el presupuesto del mes.

Baterías

El frío les resta capacidad de acción, están pensadas para que funcionen a unos 25º y, si son veteranas, podrían no arrancar el vehículo. Esto supone que se cambien un importante número de baterías cuando aún pueden seguir funcionando. Para aumentar su temperatura antes de accionar la llave de contacto, rodearla de paños calientes y secos, y retirar cuando arranque es una buena opción.

Cuidado con la calefacción y los elementos electrónicos

Los asientos, volantes calefactables y las lunetas térmicas utilizan electricidad de la batería para su funcionamiento, que en su recarga aumenta el consumo del motor. Arval recomienda usarlos de forma moderada al inicio de la conducción para a continuación seguir con la calefacción.

Evitar la sobrecarga del vehículo

Por cada cien kilos extra de carga, el consumo aumenta un 5%, por lo que Arval recomienda sacar del maletero todo lo que no vayamos a necesitar en nuestros desplazamientos rutinarios, y que solo sirven para ocupar espacio y aumentar el peso del conjunto del vehículo. Un maletero utilizado de forma sensata y eficiente es una manera de espaciar un poco más las visitas a la gasolinera. Lo mismo sucede con la baca. Es conveniente no dejarla puesta por mucha pereza que de quitarla después de un fin de semana en la nieve, pues llevarla vacía aumenta el gasto de carburante el 2%.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.