NOTICIA
20-01-2016

Motor con sistema Start/Stop: ¿qué tener en cuenta para su correcto mantenimiento?

Cada vez son más los vehículos que cuentan con el sistema Start/Stop. Introducido por Bosch en el año 2007, más de un millón y medio de vehículos lo equipan, y también se han desarrollado otras tecnologías con el mismo principio: ahorro de combustible y reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente.

En la teoría, la idea parece sencilla: conseguir que el motor del coche se pare completamente (cero gasto, cero emisiones) cada vez que vaya a estar detenido más de un minuto.

La controversia es si con tanto arranque y parada, puede haber algunos componentes mecánicos que sufran más de lo debido y cómo puede afectar esto al mantenimiento del vehículo.

En general, el sistema Start/Stop cuenta con varios componentes para realizar su trabajo:

  • Por supuesto el motor de arranque
  • Un módulo de control del motor (software de regulación)
  • Sensor para determinar el estado de la batería
  • Sensores en los pedales del automóvil

También hay que tener en cuenta que, debido a la sobrecarga de trabajo que habrán de soportar, tanto el alternador como la batería que llevarán los coches equipados con el sistema Start/Stop están especialmente diseñados para ello.

Esto es necesario ya que el sistema no funcionará en algunas circunstancias. Por ejemplo:

  • Si el sistema detecta una temperatura del motor inferior a una temperatura determinada (la temperatura mínima aceptada depende de cada motor)
  • Si el estado de la batería no lo permite. El estado de la batería es determinante para que el sistema funcione, por eso se chequean cuestiones como el estado de carga, el nivel de tensión etc.
  • Si estamos utilizando el sistema de climatización al máximo el motor tampoco se detendrá.
  • La temperatura exterior también puede afectar al funcionamiento: frente a temperaturas inferiores a los 3ºC o por encima de los 55ºC el sistema no se pondrá en marcha

Puntos calientes en el mantenimiento de un coche con sistema Start/Stop

Lo hemos esbozado unas líneas más arriba: a causa de la propia dinámica del funcionamiento de este sistema, hay algunos componentes a los que tendremos que prestar una atención especial.

El motor de arranque, aún siendo especial para soportar mayor número de arranques, puede tener una vida útil menor. Conviene hacerlo revisar en la revisión anual en tu EuroTaller de confianza.

La batería también es especial, pero no por ello se evita la exposición a un mayor desgaste. Las baterías que montan los coches con esta tecnología suelen ser algo más caras que las habituales. Ocurre algo parecido con el alternador. Una revisión anual como mínimo a cargo de profesionales será la mejor prevención contra posibles problemas.

Otro punto que hay que cuidar es la lubricación. El sistema de Start/Stop puede sufrir mínimos retrasos en la lubricación. Con el tiempo y el uso esto puede desembocar en desgastes prematuros, por lo que es vital comprobar los niveles y utilizar un lubricante de calidad siguiendo el consejo del fabricante o de tu EuroTaller de confianza.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.