NOTICIA
08-09-2015

Ni Google, ni Apple, fueron pioneros en el coche autónomo. En 1971, se probó por primera vez

Puede parecer -hoy ya no nos sorprende tando- que la idea de un coche sin conductor es novedosa, pero nada más lejos de la realidad. Anterior a los esfuerzos de Apple y Google, y su investigación dirigida a conseguir un coche automatizado, existen pruebas fehacientes de que en 1971 ya existía un prototipo diseñado con la misma finalidad.

¿En 1971? Pues sí. Hace 44 años, el ideal de un coche autónomo era algo más que una idea. La cooperación entre Associated Press y British Movietone, permite que podamos ver un vídeo filmado originariamente por la British Road Research Laboratory, cuya finalidad no era otra que mostrar el proyecto de un coche que funcionara por impulsos electrónicos computerizados.

A grandes rasgos, el automóvil funcionaba gracias a impulsos que se le retransmitían a través de un dispositivo situado entre el parachoques delantero y la parrilla. El prototipo de 1971 recibía señales colocadas en la carretera y en función de esas señales el coche aceleraba, cambiaba la dirección o frenaba. Un sistema muy distinto al que utiliza Google, que analiza todo su entorno (360º).

En el vídeo, además de comparar este sistema con el piloto automático de los aviones, afirmaba que en el año 2000 todos los coches contarían con esta tecnología. Lo cierto es que los científicos de la época se han equivocado en las fechas, pero aunque no sea tecnología común en todos los coches, sí estamos cerca de que suceda.

No hay que olvidar que la tecnología debe ir acompañada de legislación. Por eso, las administraciones están estudiando cómo adecuar el vehículo sin conductor a la normativa de tráfico. Y tendrán, eso sí, que hacerlo pronto.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.