NOTICIA
10-12-2020

¿No arranca el coche con el frío? ¡Echa un vistazo a las bujías!

Aunque no nos hayamos acordado de ellas en nuestro coche de gasolina, sabemos que las bujías hay que cambiarlas varias veces en la vida útil de nuestro vehículo. A lo mejor, ahora que hace frío es cuando nos acordamos de ellas si notamos que nos cuesta arrancar con estas bajas temperaturas y tenemos la certeza de que la batería está bien. Este es un síntoma de que a lo mejor su vida va llegando a su fin y que puede que no hayamos ido todo lo que deberíamos a nuestro EuroTaller de confianza.

De todas formas, hay más indicios de que las bujías están mal y ahora detallaremos. Antes no viene mal recordar que son esenciales en el sistema de encendido de los motores de gasolina, ya que los diésel llevan calentadores. Van instaladas en el interior de cada cilindro y producen la chispa que desencadena la combustión de la mezcla aire-combustible.

Las bujías tienen una duración limitada, pero su vida puede variar desde los apenas 20.000 o 30.000 km de las viejas bujías con núcleo de cobre a los 120.000 o 160.000 km de las modernas bujías con núcleos de platino o iridio. Para saber cuál llevas está EuroTaller.

Síntomas de fallo en las bujías

  • Ruidos extraños. Cuando las bujías empiezan a fallar, puede que se noten ruidos inusuales por la fuerza de los pistones y que la combustión no se realiza correctamente. Los pistones viajan a altas velocidades: si la bujía se dispara en el momento equivocado, esto puede provocar ruidos constantes de traqueteo o vibraciones raras.
  • Arranque difícil del vehículo. Si el coche tiene problemas para arrancar o se siente desarticulado y con sacudidas, es posible que las bujías no funcionen correctamente, lo que puede provocar fallos de encendido y un rendimiento errático.
  • Peor rendimiento del motor. Si la chispa que genera la bujía no funciona al cien por cien, el rendimiento del vehículo será deficiente y experimentará una conducción lenta y con desperdicio de combustible.
  • Mayor gasto de combustible. Unas bujías desgastadas hacen que una parte de la mezcla aire/combustible no sea quemada de manera apropiada, elevando el consumo de combustible.

Ten en cuenta que el extremo inferior de la bujía está en la propia cámara de combustión, por lo que está sometido a altísimas temperaturas y presiones de forma constante, de modo que su desgaste es inevitable.

Hay que recordar que una bujía con una punta de encendido demasiado desgastada provocará, en el mejor de los casos, interrupciones en el encendido, que serán percibidas como vibraciones o un ralentí irregular.

Mientras, si se produce un fallo completo de la bujía lo más probable es que el testigo de fallo del motor se encienda y el cilindro en el que está montada la bujía deje de funcionar. En este caso, el motor irá menos "fino" y aumentará el consumo de combustible. Además, el ralentí puede ser irregular y en algunos casos el coche podría tener problemas para arrancar. En un motor de cuatro cilindros el coche pasará a funcionar con tres, con un sonido mucho peor, tirones y sacudidas, y en general tendrá un comportamiento claramente defectuoso.

En la Red EuroTaller cuidamos de tu coche revisando su estado y cuidando cada detalle de su mantenimiento. Visita tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.