NOTICIA
16-07-2015

¿Para qué sirve un filtro de combustible diésel? ¿Cuándo hay que cambiarlo?

Pues ni más ni menos que para proteger el sistema de inyección de los vehículos diésel. Entre otras cosas, calienta el combustible, se encarga de regular su presión y del cebado y, sobre todo, de eliminar las impurezas que pueda contener el combustible provenientes de su propia producción o incorporadas al mismo durante el proceso de transporte y almacenamiento.

También de eliminar aquellas partículas que puedan estar presentes en el depósito de combustible, o las que puedan incorporarse al mismo a través de su sistema de ventilación. Incluso de la condensación de agua producida por los cambios de temperatura. Todo para garantizar su pureza.

Y es que de lo contrario dichas impurezas podrían provocar fallos en los sistemas de inyección y hacer, por lo tanto, que el motor no funcione adecuadamente.

Cambiar el de filtro de combustible diésel

Por lo general, los constructores recomiendan intervalos de cambio para este componente en torno a los 60.000 kilómetros, aunque es recomendable hacerlo a partir de los 30.000 kilómetros para garantizar un buen funcionamiento de los inyectores, la bomba de presión y el circuito para evitar averías más caras.

¿Dudas? Consulta tu EuroTaller más cercano o pide cita previa ahora con nuestro buscador de EuroTalleres.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.