NOTICIA
17-07-2015

Parar en la gasolinera y repostar… cerveza ¿Cómo es posible?

Raro ¿verdad? Pues la cervecera DB Breweries –que entre otras marcas cuenta con Heinken o Murphy´s en su catálogo- podría cambiar la relación entre la cerveza y el automóvil si su idea, el "Brewtroleum", o E10, cala. Se trata de un biocombustible que para su producción aprovecha los sobrantes de levadura y de grano de la producción de esta bebida.

Con origen holandés, esta compañía radicada en Nueva Zelanda, propone dar una nueva vida a los enormes residuos que genera la fabricación  de cerveza, para lo que se ha puesto manos a la obra con la petrolera Gull, que los transforma en un biocombstible de 98 octanos que sirve ya de carburante para automóvil.

El proceso es el siguiente: la cervecera destila los residuos para producir etanol; la petrolera los refina aún más y añade un 90% de gasolina premium a cada 10% de producto refinado. El resultado, de ahí su nombre: el E10.

Ventajas del biocombustible a partir de cerveza

Según sus responsables, el “Brewtroleum” contribuye a limpiar el motor del exceso de agua y sustancias corrosivas, pero además emite un ocho por ciento menos de carbono con el mismo rendimiento de un combustible premium.

¿Lo llegaremos a ver en España? De momento es pronto, pero sus responsables aseguran que van a producir 302.832 litros de combustible a partir de 30.283 litros de cerveza. En cualquier cas, al volante, recuerda, nada de alcochol. Por tu seguridad, la de los tuyos y la del resto de conductores.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.