NOTICIA
01-07-2015

Pasar por el taller antes de viajar en vacaciones nos puede ahorrar disgustos innecesarios

Hacer un adecuado mantenimiento del vehículo en tu taller de confianza, revisarlo siguiendo las indicaciones del fabricante, ayuda a minimizar las posibles, e inoportunas, averías -o accidentes- que nos pueden amargar unas merecidas vacaciones. Antes de salir de viaje, es más que recomendable revisar el estado de los elementos que forman parte del “Triángulo de la seguridad” del automóvil: amortiguadores, neumáticos y frenos.

Poner el coche a punto

Recuerda que, a medida que pasa el tiempo y circulamos, los amortiguadores van sufriendo un desgaste y el aceite de su interior se degrada: pierde propiedades. Revisa los amortiguadores cada 30.000 ó 50.000 Kilómetros. Lo normal es que los tengas que cambiar cada 50.000 ó 60.000 kilómetros, pero todo dependerá de distintos factores, por lo que nadie mejor que tu mecánico de cabecera para darte una opinión profesional sobre su estado.

Si los amortiguadores no están en sus mejores condiciones, notarás una considerable merma de la estabilidad del coche, fundamentalmente en las curvas y cuando frenas, aunque también pueden contribuir a que el desgaste de los neumáticos sea irregular. Nunca está de más realizar de vez en cuando una revisión visual de tu automóvil.

Los neumáticos te pegan a la carretera. Son el único punto de contacto del vehículo con la calzada, y de su conservación dependerá la adherencia al firme del vehículo y su respuesta ante un frenazo brusco.

Antes de ponerte en marcha en verano, comprueba, además de la presión de los mismos –dependerá de la recomendación del fabricante y la carga-, su dibujo, profundidad y desgaste. No te olvides tampoco de comprobar flancos y laterales. Y ya sabes: si el dibujo es de 1,6 mm o inferior, toca cambio de neumáticos. Siempre, siempre, por ejes.

Los frenos, por su parte, han de estar siempre en buen estado. Comprueba que discos y pastillas de freno responden adecuadamente, que no están desgastados. Si es así, toca cambiarlos. Siempre, recuerda, confía en marcas de calidad, aquellas que garantizan las prestaciones adecuadas. El líquido de frenos a veces no recibe la atención que merece. Que éste no sea tu caso.

¿Más cosas? Por supuesto, asegúrate de que el nivel del líquido refrigerante y el lubricante están en niveles correctos, De que el limpiaparabrisas funciona de manera adecuada y de que batería y sistema de climatización se van a portar adecuadamente durante todo el trayecto.

Pide cita en tu EuroTaller más cercano y disfruta de unas vacaciones tranquilas, sin sobresaltos en carretera. Tines más de 800 talleres a tu servicio.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.