NOTICIA
20-11-2020

¿Por qué cambiar las lunas del coche?

A veces son las grandes olvidadas por los conductores a pesar de su importancia clave en nuestra seguridad. A no ser que haya un agujero importante, no nos acordamos de los cristales en nuestra agenda de elementos para revisar o sustituir como pueda ser la presión de los neumáticos, el nivel del aceite o del líquido refrigerante. Menos mal que para eso ya está EuroTaller, para recordarnos que también hay que mantener el parabrisas en perfecto estado.

Además de protegernos de las inclemencias externas, los parabrisas están dotados de la tecnología correspondiente a muchos sistemas de asistencia: sensores de distancia, de luminosidad, de lluvia y un largo etcétera que se agranda según va evolucionando el sector del automóvil.

¿Es el momento de cambiarlo?

Al contrario que otros elementos del coche, se puede dar la situación de que en toda su vida útil no lo hayamos cambiado o que se tenga que sustituir varias veces en función de una serie de factores.

Por eso es fundamental la participación de un experto de EuroTaller para que determine si ese pequeño impacto o esa rayita es susceptible de necesitar una sustitución.

  • Un impacto. Circular mucho tiempo detrás de un camión es tener muchos boletos de que una piedrecilla pueda impactar contra nosotros. Puede ser que no afecte en nada o que haga un pequeño pique que puede repararse si acudimos pronto a un taller.
     
  • Aparece una raja. El impacto ha sido más importante y en lugar de ese agujerito ha provocado una rajita que es muy probable que se vaya extendiendo por la superficie. Además, circular con ella le causa tensiones con baches o firmes en mal estado que la debilitarán.
     
  • Se ha rayado. No tiene agujero, no tiene raja pero puede que tengan esas molestas rayitas que llegan a afectar a nuestra visibilidad o nos hacen tener algún reflejo bien con la salida o caída del sol o incluso con los días de lluvia. Se producen por las inclemencias del tiempo, los limpiaparabrisas en mal estado que le causan esas rayas, al arrastrar alguna rama o piedrecita y desgasten el parabrisas.

En un caso muy extremo nos podemos encontrar el laminado despegado. Empieza por los bordes y la humedad se mete entre las diferentes capas que forman el parabrisas empañándolo casi de forma constante.

Visita tu taller de confianza, tienes más de 800 a tu servicio, y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche. Los profesionales de la Red EuroTaller trabajamos por tu seguridad cuidando del buen mantenimiento de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.