NOTICIA
22-12-2020

¿Por qué el embrague del coche huele a quemado?

Si notamos que nos llega un olor de “chamusquina” procedente del embrague está claro que algo estamos haciendo mal. Además ese “perfume” se nota que proviene de ese elemento, no dudaremos aunque no lo hayamos olido nunca.

Propiamente no es una avería pero llevamos camino de conseguirlo y es que ese olor procede de un mal uso, generalmente por exceso, es decir, por llevar siempre pisado el embrague. De todas formas en una de las convenientes visitas a nuestro EuroTaller de confianza nos recordarán que podemos provocar una avería si seguimos con esa costumbre, por ejemplo, cuando estamos en un atasco.

¿Por qué sucede?

Fundamentalmente el origen está en ese mal uso aunque puede haber otras dos.

  • Por abuso del embrague: También en determinadas circunstancias. Por ejemplo, cuando tratamos de arrancar el coche en una cuesta empinada, o cuando en un atasco usamos tanto el embrague que no le da tiempo a refrigerarse entre cada parada y arranque. Los ferodos del disco sufren un sobrecalentamiento y se desprende un olor a quemado de forma puntual que desparece con el paso de los kilómetros.
     
  • Por desgaste: Si el embrague está desgastado, patina en exceso sobre la superficie del volante motor, lo que hace que huela a quemado. En este caso el olor, que recuerda al de los frenos sobrecalentados, no desaparece al cabo de varios kilómetros, sino que es constante y aumenta de forma de progresiva.
     
  • Por suciedad: que se haya acumulado o porque haya habido una fuga de aceite. En este caso, el olor es muy característico y no se produce de forma constante, como cuando el fallo está en un posible desgaste.
     

Cómo evitar averías

Ese abuso continuado del embrague, y el mantenimiento de este componente a una temperatura superior a la idónea, sí que implica una degradación que terminará convirtiéndose en avería. Por lo tanto, es fundamental que tengan una buena refrigeración.

Por eso podemos aliviar el funcionamiento del sistema haciendo pausas para que se refrigere de forma correcta. O bien, pisando el pedal de embrague durante el menor tiempo posible, solo el preciso, así como tratando de evitar pisarlo junto al acelerador.

Si por ejemplo estamos haciendo una salida en pendiente con el vehículo cargado, podemos servirnos del freno de mano como asistencia. Así aliviaremos la carga sobre el propio sistema de embrague.

En la Red EuroTaller cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche y ponemos todos nuestro talento y esfuerzo para que viajes seguro y confortable. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.