NOTICIA
02-09-2020

¿Por qué hay que revisar el coche tras las vacaciones? Consejos de tu EuroTaller de Confianza

Las vacaciones de este 2020, totalmente atípicas debido a los efectos de la pandemia del COVID-19 y sus efectos, llegan a su fin para muchos conductores y sus familias. Ahora que volvemos a la rutina, y sobre todo si has sido uno de los afortunados que ha podido disfrutar de unos días de asueto, quizás por distintos puntos de la geografía española y haciendo kilómetros con tu coche, es un momento ideal para poner tu automóvil a punto. 

Ya sabes que cuidar tu coche es una opción responsable: es cuidar de ti y de los tuyos, y en EuroTaller, tu Red de talleres multimarca de confianza, estamos para ayudarte. Revisa tu coche en alguno de los talleres de la Red. Encuentra el tuyo y pide cita previa con nuestro buscador de talleres.

¿Qué debe contemplar una revisión del coche tras las vacaciones?

  • Atención al motor: Es el corazón del coche; lo pone en movimiento. Y está formado por innumerables componentes que funcionan a la perfección unos con otros. Por eso es tan importante que todo este ajustado como un reloj.
    Confía la revisión de tu motor, y los fluidos que garantizan su funcionamiento adecuado, a nuestros expertos, que revisarán, además del estado de sus componentes, el estado de otros elementos importantes como el sistema de transmisión, cuyo adecuado funcionamiento está también ligado al buen desempeño del motor.

    Recuerda que se trata de sistemas importantes que deben funcionar como un reloj. Asegurarnos de su adecuado mantenimiento nos evitará averías más caras en el futuro.
    revisión del embrague del coche
  • Anticiparnos a una avería del embrague revisando que todo está en orden, y vigilar el estado de los amortiguadores del coche -recuerda que han de sustituirse por ejes-, son otros de los puntos que no debes de pasar por alto en tu visita al taller.
     
  • Vigila el estado de los neumáticos: Han estado -siempre lo están- en contacto con la carretera todo este tiempo. Revisar su presión y dibujo es algo que debemos hacer con frecuencia. También al final de las vacaciones. Presta atención a la banda de rodadura, vigila su estado y trata de detectar eventuales deformaciones o grietas que puedan comprometer tu seguridad al volante. El calor y su sometimiento a cargas excesivas pueden hacer que la presión descienda o que las cubiertas pongan de manifiesto eventuales defectos a corregir.
    Además, ya sabes que si la banda de rodadura está a ras del testigo de desgaste, o por debajo de 1,6 milimetros -su mínimo legal-, tienes que cambiar los neumáticos. Recuerda: siempre de dos en dos.
     
  • Sistema de frenos: Después del motor, que mueve el coche, hemos de centrarnos en los componentes que sirven para detenerlo. Porque tan importante es acelerar como frenar a tiempo. Comprueba en tu taller el nivel de desgaste de discos y pastillas de freno para asegurarte de que uno de los sistemas clave de seguridad activa de tu coche está en perfectas condiciones. Asimismo, es importante que tu taller compruebe el buen estado del líquido de frenos, que hará posible que todo el conjunto funcione correctamente. 
     
  • Revisión de fluidos: Ya henos mencionado el líquido de frenos. Pero no es el único fluido que vigilar. Tu taller se encargará de verificar otros como el líquido refrigerante o el lubricante -si lo cambias, recuerda también sustituir el filtro de aceite-.
     
  • Escobillas limpiaparabrisas: Nos permiten ver con claridad, y durante el verano sufren un especial desgaste. Sobre todo las partes de caucho de la hoja en contacto con el parabrisas. Pistas de que algo va mal: notas ruido al barrer la superficie del cristal o no limpian como es debido…
    ¡Que no te sorprendan las lluvias! Consulta a tu taller y cámbialos si es necesario. Es una operación barata que garantiza una visibilidad adecuada en momentos críticos para la conducción.
     
  • Sistemas de filtración: Aceite, aire, habitáculo, combustible… Tu coche cuenta con distintos sistemas de filtración para garantizar un adecuado funcionamiento de otros tantos sistemas, así como que respiramos aire limpio en el habitáculo. Es importante sustituirlos de acuerdo a las recomendaciones de kilometraje del fabricante, pero sin duda, por muchos motivos, el final del verano es un momento adecuado para hacerlo, y de cara a la próxima llegada del frío.
     
  • Sistema de iluminación: Recuerda la máxima de “Ver y ser visto”. El alumbrado del coche es clave para nuestra seguridad. Tu EuroTaller de confianza revisara el reglaje de los faros, el estado de las ópticas del coche y que todo funciona a la perfección.
     
  • Revisión de chapa y pintura: Porque después del verano la pintura puede haber sufrido de más. Recuerda que cumple, además de un cometido estético, otro más importante: evitar la corrosión de la carrocerías. Vigila el estado de arañazos y pequeños golpes, pueden derivar en problemas de mayor calado. Consulta con los especialistas de tu taller.

 

¿Necesitas ayuda profesional? Nada mejor que confiar en los consejos expertos de tu EuroTaller de Confianza. Encuentra el tuyo con nuestro buscador de talleres.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.