NOTICIA
24-09-2020

¿Por qué puede fallar el ABS?

Vamos a empezar con algo de historia. El antibloqueo de frenos, el ABS, se introdujo por primera vez en 1978, como equipamiento opcional del Mercedes Clase S.

Posteriormente, fue BMW quien lo usó en su serie 7 y, a partir de ahí, se fue extendiendo a otras marcas de forma generalizada. El primer coche de gama media-alta que lo adoptó fue Ford en el Scorpio, allá por el año 1986.

De ahí, se fue implantando en el resto de los vehículos hasta que se convirtió en un elemento obligatorio desde 2003 para todos los coches que se venden en Europa.

Su origen, en cualquier caso, se remonta a los años 30 cuando Bosch lo desarrolló para la frenada de los aviones y, además, lo patentó. Luego ya empezó a trabajar con Mercedes.

¿Cómo funciona?

El sistema ABS funciona con unos sensores que controlan constantemente la velocidad de las ruedas. Si una o varias de ellas tiende a bloquearse por un frenazo brusco, el ABS reacciona. Al activarse, reduce la presión de frenado en la rueda que lo necesite, impidiendo que se paren totalmente.

Así se puede maniobrar y aumentar la estabilidad. Además, se cconsigue reducir la distancia de frenado, sobre todo, si el firme está mojado.

Ahora, hay que saber que este sistema, que nos salva vidas, puede también tener averías. Eso sí, un mal funcionamiento del ABS no quiere decir que estemos sin frenos.

Es importante destacar que si no salta un testigo en el cuadro, es posible que en una conducción normal no nos percatemos de ello.

Los problemas del ABS

Un síntoma que nos puede indicar que algo falla es que el sistema interviene demasiado o aumenta mucho la distancia de frenado, especialmente cuando se frena fuerte en superficies irregulares.

Aunque, en nuestro EuroTaller sabrán detectarlo, siempre es bueno que digamos lo que hemos notado. Esto puede ser por un juego irregular de los cojinetes. Otro fallo que podemos tener es que ocurra siempre que se pise el freno, aquí el error puede estar simplemente en el interruptor.

Pero éstas no son las únicas averías que podemos tener en el sistema ABS. Algún cable, aunque están muy protegidos, se puede cortar y nos daría ese mensaje de error. También si uno de los latiguillos por esa misma causa se dobla impediría el paso del líquido.

El sistema mandará un mensaje de error si entra aire en el circuito, no es común, pero alguna vez sucede. En este caso se producen burbujas que el ABS nota como algo extraño y se desconectará.

También es conveniente prestar atención al óxido o a la suciedad y que no afecten a las pinzas de freno. Ya que podría provocar que no funcionen convenientemente y no se agarroten los pistones. Una situación que el sistema también podría detectar como un error.

Si te ha sucedido algo de esto pásate por tu EuroTaller más cercano. Solicita cita previa en tu EuroTaller de confianza desde nuestro buscador de talleres.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.