NOTICIA
04-12-2014

Problemas al arrancar el coche: batería, bujías, contacto... ¿Qué está fallando?

Llegas a tu coche, metes la llave en el contacto y... no consigues arrancarlo. ¡Y seguro que tenías prisa! No falla, cuando menos te lo esperas, la fortuna se vuelve en tu contra haciendo que el día empiece mal. Y el problema es que hay unas cuantas cosas bajo el capó que pueden hacer que nuestro coche no arranque. Si no está a punto, muchas más, claro.

Te daremos algunas pistas que pueden ayudarte a salir del paso temporalmente y conseguir arrancar tu coche. Al menos a saber dónde está el problema. Aunque la advertencia es clara: es hora de pasar por el taller para que un profesional se asegure de revisar convenientemente tu vehículo, y a la larga, evitar un disgusto mayor.

Empecemos por el principio. Si el coche no arranca, lo primero que haremos será fijarnos en la batería. A partir de ahí, iremos revisando diferentes puntos que pueden originar el problema. Algunas pruebas serán simples, mientras que otras requerirán de mayor destreza y conocimientos... o directamente de un mecánico. Pero antes de empezar... ¿El coche tiene combustible, verdad? Si es así, vamos por partes.

Problemas eléctricos al arrancar

Comprobación de fusibles: Algunos coches tienen un fusible asociado con el sistema de arranque, aunque antes de aventurarte a tocar donde no debes, porque puede no resultar nada sencillo, comprueba que sabes lo que haces.

Corrosión en la batería: Con el paso del tiempo las conexiones de la batería se pueden ensuciar o presentar muestras de corrosión. Dichos agentes pueden hacer que falle la conexión de la batería con el resto del sistema. Si es percepcible, trata de limpiar los bornes de la batería y vuelve a arrancar el coche de nuevo. No obstante, la corrosión puede afectar a más componentes del sistema de encendido, dificultándolo o impidiéndolo, pero será más difícil que puedas comprobarlos por ti mismo.

La batería ha muerto: Te damos el pésame. Aunque es la razón más habitual por la que tu coche no arrancará. ¿Tienes un comprobador de batería a mano? Si es así, mide el amperaje de la unidad: es probable que sea muy débil. Si dispones de cables de arranque -recuerda apagar el motor, y las luces del coche antes de hacer nada- puedes cerciorarte de que este es el problema con la ayuda de un automóvil y batería en buen estado.

Fallo en el interruptor de encendido: Si la batería no es el problema, es probable que el origen del mismo esté en el propio contacto. Gira la llave a la posición de encendido (pero no todo). Si las luces de advertencia de color rojo del salpicadero no se encienden (y has comprobado que las conexiones de la batería están limpias), podemos pensar que, efectivamente, el interruptor de encendido falla.

El interruptor de encendido genera una señal eléctrica al motor de arranque cuando accionas la llave. Es decir, pone en marcha el proceso que arranca el motor. Si no notas ningún ruido al girar la llave, es probable que se haya roto. Consulta con tu EuroTaller más cercano para confirmarlo. Solucionaremos rápidamente la avería.

Bujías sucias: Otro problema típico. Parece que el coche va a arrancar... pero no lo hace. Quizás las bujías estén sucias … o que directamente necesites cambiarlas. Algo que, en cualquier caso, te recomendamos que hagas en tu taller de confianza.

De lo que estamos seguros es de dos cosas: de que un buen mantenimiento evita este tipo de sorpresas, y que en ningún lugar lo harán con tanto mimo, y profesionalidad, como en tu EuroTaller de Confianza. Encuentra el tuyo con nuestro buscador de talleres.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.