NOTICIA
13-07-2021

¿Puedes salvar a tu coche de sufrir una avería cara en 60 segundos?

Si tenemos prisa, cosa que ocurre habitualmente, si el coche está al sol este verano o si queremos aprovechar el semáforo en verde, arrancamos muchas veces y nos ponemos en marcha rápidamente sin pensar en las consecuencias que esa acción, aparentemente banal, puede tener para nuestro vehículo. Y como siempre si tienes alguna duda lo mejor es que te lo digan los especialistas de EuroTaller.

Y es que el coche está compuesto de miles y miles de piezas que en su mayoría desconocemos y de las que solo unos pocos elementos nos preocupan y vigilamos periódicamente, o no. En cualquier caso siempre podemos recurrir a nuestro EuroTaller para que hagan esa vigilancia por nosotros.

Sin embargo, entre todas esas piezas que forman nuestro coche, algunas están sometidas a grandes niveles de estrés, un estrés que puede desembocar en averías prematuras si no cuidamos de ellas como deberíamos.

Pequeños gestos pueden ayudar de manera determinante a que el nivel de fiabilidad de nuestro vehículo no se resienta, de manera que la vida útil de los componentes más caros de nuestro coche, de nuestro motor, se alargue de manera sustancial.

60 segundos merecen la pena

Sobre todo para el turbocompresor de nuestro coche. A día de hoy la práctica totalidad de coches nuevos equipados con un motor de combustión montan, como mínimo, un turbo, siendo además una de las piezas más caras y delicadas del sistema propulsor de nuestro coche. El turbo se encarga de impulsar de nuevo los gases de escape, permitiendo así aumentar el rendimiento y la potencia del motor.

La turbina gira a decenas de miles de revoluciones por minuto, lo que convierte en un elemento muy delicado que necesita de cierta lubricación y refrigeración para funcionar correctamente durante horas y horas. Por eso, 'la regla del minuto' puede salvarte de una de las averías más caras y complicadas de nuestro coche.

Y no quiere decir que tengamos que estar un minuto parados antes de ponernos en marcha y que nos pueda parecer eterno. Es mucho más fácil se refiere a 60 segundos en total desde que nos subimos al vehículo hasta que nos bajamos de él.

Por lo tanto conviene esperar 30 segundos antes de iniciar la marcha y 30 segundos antes de detener definitivamente el motor, esto nos garantiza una correcta refrigeración y lubricación de nuestro motor, de nuestro turbo.

Al arrancar, el motor comienza a impulsar el aceite por todas las partes, en ese tiempo podemos aprovechar para ponernos el cinturón, ajustar los espejos, poner el navegador o la radio...

Así cuando lleguemos a nuestro destino, sobre todo tras un viaje largo, podemos esperar unos segundos antes de apagar definitivamente el motor, así podemos aprovechar para coger nuestra todavía inseparable mascarilla, el móvil o apagar la climatización. Después ya podremos apagar el motor con tranquilidad sabiendo que el turbo ha recibido la suficiente lubricación y refrigeración, garantizando así una vida útil larga y tranquila.

En la Red EuroTaller cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.