NOTICIA
28-09-2015

Puesta a punto de las luces del automóvil en otoño: todo lo que debes saber

¿Aún no has revisado el sistema de alumbrado de tu vehículo? Pues te conviene, y mucho, realizar esta revisión, incluso tú mismo, ahora que ha comenzado el otoño. La razón es bien sencilla: las horas de luz se van reduciendo según se acerca el invierno y además es más frecuente la aparición de fenómenos climatológicos que afectan a la visibilidad, como la lluvia o la niebla.

Es conocido, y así lo alerta la Dirección General de Tráfico, que una parte muy importante de los accidentes con víctimas tienen lugar en situaciones de visibilidad complicada. Por eso, el alumbrado del coche debe estar siempre a punto.

Esto te interesa: ¿Sabes conducir tu coche minimizando riesgos cuando la visibilidad es reducida? Algunos consejos

Recuérdalo siempre: ver y ser visto.

Lo primero es hacer una sencilla comprobación: verificar que todas las luces del auto funcionan y que lo hacen como deben. Esta comprobación puedes hacerla tú mismo y acudir a tu EuroTaller de confianza en caso de que observes algo anormal. Nuestro consejo es que hagas esta operación al menos una vez al mes y siempre antes de iniciar un viaje más largo de lo habitual.

Si los faros de tu coche son de tipo bombilla debes tener en cuenta que los fabricantes recomiendan sustituir las bombillas por unas nuevas cada dos años aproximadamente. Lo mejor es que consultes el libro de mantenimiento de tu vehículo y en caso de duda acudas a tu EuroTaller ya que actualmente existen en el mercado diferentes tipos de faros.

Si observas que alguna luz no funciona o ha perdido intensidad es mejor que acudas a tu EuroTaller para la sustitución ya que la operación no es tan sencilla como puede parecer a priori y además las bombillas para automóvil tienen una serie de características especiales que obligan a cogerlas y tratarlas con algunos cuidados.

Es normal que con el tiempo los faros amarilleen o se vean más opacos. Es como si se hubiesen “quemado”, en parte por la acción del sol y en parte por el propio calor que emiten las bombillas. La consecuencia de esto es que el coche pierde capacidad de alumbrado, por eso se suele aconsejar un pulido de faros en esta situaciones.

Otro punto a tener en cuenta es regular la altura de los faros. Muchos vehículos tienen regulación automática, que es cada vez más cómoda y frecuente. Otros cuentan con un sistema por posiciones, en la que las posición 0 es la adecuada para cuando el coche no lleva carga. Cuando pienses en la regulación de la altura de los faros de tu coche no debes pensar sólo en la iluminación para ti, sino que debes evitar producir deslumbramiento a los conductores que circulen en el sentido contrario a tu marcha.

Por último, pero no por ello menos importante, es conveniente mantener la superficie exterior de los faros bien limpia. Sobre todo ahora, la lluvia, el barro etc. pueden restarte luz cuando pongas las luces.

Ante cualquier problema, por tu seguridad y la de todos, acude cuanto antes a tu EuroTaller de confianza. Tienes más de 800 centros; seguro que hay uno muy cerca de ti.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.