NOTICIA
15-10-2020

¿Qué es el volante motor? Así trabaja y se avería

Volante motor o volante bimasa es una pieza que prácticamente no conocemos hasta que tenemos que ir a nuestro EuroTaller de confianza al escuchar una serie de ruidos y, seguramente, allí nos dirán que se ha averiado.

Lo primero es definir qué es este dispositivo. Se trata de un elemento que permite almacenar energía cinética generada por el motor y derivarla a las ruedas. Es decir, es el que absorbe las explosiones del motor para lograr que el giro sea lo más continuo posible. Ayuda así a que el movimiento del coche sea más suave, evita que el automóvil y el motor vayan a tirones.

¿Síntomas de una avería?

Cuando decimos que “qué bien va este coche, qué fino”, además de la calidad del motor y de otros componentes, influye esta pieza, que se encuentra dentro del sistema de embrague.

Entonces, si el volante motor o bimasa absorbe las vibraciones, el primer síntoma de que algo no va como debiera es que notaremos vibraciones y traqueteos excesivos.

Pero, si no nos hemos dado cuenta de todo eso y no hemos ido a nuestro EuroTaller podemos encontrarnos con una avería más grave que es, por ejemplo, la rotura del volante motor.

Así, cuando se pise el pedal del embrague con el motor en punto muerto y el coche detenido, oiremos un ruido similar al de una carraca metálica.

Otro síntoma bastante evidente es que cuando al parar el motor con la llave de contacto se suele escuchar un «clack-clack-clack» proveniente del motor antes justo de que se detenga. Esto nos puede indicar que el volante ha cogido algo de holgura. Incluso, también, se pueden dar tiempos de arranque más largos y fallos del motor nada más arrancar.

Se puede cuidar

No obstante, se puede cuidar el volante bimasa con unos consejos que sirven para muchos elementos con una conducción eficiente y segura. Por ejemplo, el arrancar pisando el embrague, algo que en algunos modelos ya es obligatorio para poder poner en marcha el vehículo.

Una vez que hemos pisado el pedal del embrague no soltarlo de golpe, sino poco a poco, para evitar que todo el conjunto sufra. Lo mismo ocurre con la acción de acelerar si estamos a muy bajas revoluciones.

Es mejor no pisar de golpe para conseguir más potencia sino bajar de marcha y acelerar a partir de ahí, ya que la mayor carga de trabajo del volante motor se produce cuando las revoluciones son bajas y hay mucho par.

¡Si estas ante una de estas situaciones no tardes más en reservar una cita en un taller de la red de EuroTaller!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.