NOTICIA
15-03-2015

¿Qué factores condicionan la renovación del permiso de conducir? Toma nota

En España, los automovilistas particulares (es decir, los no profesionales) sólo tenemos, a priori, una limitación y es la edad mínima para obtener el permiso, los dieciocho años. En algunos países se limita o incluso se prohíbe la conducción a las personas mayores (por ejemplo, en Dinamarca no se puede conducir una vez cumplidos los setenta años). Lo cierto es que las personas mayores, estadísticamente hablando, están involucradas en una parte muy importante de la siniestralidad, pero la edad  no es el único factor que se tiene en cuenta a la hora de renovar (o no) el permiso de conducir.

Nuestro estado de salud, importante para la seguridad en carretera

Vista, reflejos, capacidad de concentración… Son habilidades que necesitamos para conducir y que debemos “demostrar” por así decirlo cada vez que pasamos la “ITV” de los conductores: el examen psicotécnico, destinado a evaluar si realmente tenemos las capacidades necesarias para conducir.

En España debemos renovar el permiso cada diez años hasta que cumplimos los 65 años y a partir de esa edad se debe proceder a la renovación cada cinco años.

Algunas enfermedades o tratamientos médicos pueden ser consideradas como incompatibles con la conducción en menor o mayor medida debido a sus síntomas y por esta razón puede que no consigamos la renovación del carné.

  • Enfermedades cardiovasculares: necesitan aportar un informe médico que indique que son aptos para conducir.
  • Vértigos: tienen síntomas claramente incompatibles con la conducción, como mareos o pérdida de equilibrio.
  • Epilepsia: cuando se presentan episodios de crisis de convulsiones o de conciencia habrá que presentar también un informe médico favorable para poder renovar el carné.
  • Enfermedades cerebrovasculares: al igual que en el caso de las cardiovasculares, hay que aportar un informe médico favorable al ejercicio de la conducción.
  • Otras enfermedades que implican riesgo para la seguridad vial serán también incompatibles con manejar el volante, como casos graves de depresión, déficit de atención, amnesia…

Y son sólo algunos ejemplos. En definitiva, hay que poner en el foco por supuesto la edad, pero también en la salud de los automovilistas, tengan la edad que tengan, para que la circulación sea segura. ¡Y para conseguirlo no podemos olvidarnos tampoco de la salud de nuestro coche! Es momento para pensar en el chequeo de primavera, ¿y dónde mejor que en tu EuroTaller de confianza?

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.