NOTICIA
14-05-2021

Qué gastos del coche podemos desgravar en la declaración de la renta

Ya estamos en plena campaña de la Renta de 2020, un año que viene marcado por los efectos de la pandemia. Con los cambios que se han producido con los ERTE y demás circunstancias, es importante revisar cuidadosamente el borrador para que no se nos olvide incluir en la declaración los gastos deducibles.

Ojo que la ayuda económica recibida por el Estado por la compra de un coche nuevo hay que declararla como ganancia patrimonial en la declaración de Renta

Por lo demás, hay que recordar que sólo los autónomos y los trabajadores que utilizan el vehículo para llevar a cabo una determinada actividad profesional pueden beneficiarse de esta deducción.

Una excepción es si la compra del vehículo esté destinada al transporte de personas con discapacidad o con movilidad reducida. El resto no tienen ninguna exención fiscal.

Desgravaciones para los autónomos

Si pueden vincular la compra del vehículo a la realización de una actividad profesional pueden desgravarse el 50% de las cuotas de amortización, intereses e IVA. Si además se trata de profesionales vinculados al transporte, ya sea de viajeros o de mercancías, representación comercial, servicios de vigilancia o autoescuelas podrán desgravarse la totalidad del IVA abonado por la adquisición de un coche nuevo.

En este concepto también se incluyen fórmulas cada vez más habituales en el sector como el renting o el leasing. Para beneficiarse de estas ventajas fiscales, el vehículo debe estar a nombre de una persona física no jurídica.

En cuanto a los gastos de mantenimiento, los trabajadores autónomos pueden llegar a desgravarse hasta el 50% del consumo de carburantes. Sólo pueden alcanzar el 100% de la cuota transportistas, taxistas y similares.

Sea como sea, siempre se debe justificar que los gastos están relacionados con su actividad profesional. En este sentido, lo más adecuado es conservar los comprobantes de pago de los repostajes por si hay una inspección fiscal.

Coche de empresa

Para Hacienda es parte del sueldo del empleado. Si el vehículo está a nombre de la empresa, esta podrá desgravar hasta un 20% anual del coste total de la compra. Si el coche no va a nombre de la empresa y el empleado lo usa también para su propio disfrute se considera un rendimiento del trabajo, en concreto, una retribución en especie, por la que tendrá que tributar.

La valoración del vehículo depende de su eficiencia energética. En función de sus emisiones de CO2 y de su precio, el salario del trabajador se verá reducido por ese mismo porcentaje. Es decir, cuánto más sostenible es el coche, el empleado declara menos ingresos y, en consecuencia, tributa menos por sus rendimientos de trabajo.

Cuando se trata de un vehículo cuyas emisiones de CO2 no superan las 120 g/km y su valor no excede de 25.000 euros se aplica una reducción del 15%. Si el coche es híbrido y cuesta hasta 35.000 euros, el porcentaje aumenta hasta un 20%.

Por último, si se trata de un vehículo energéticamente eficiente, el recorte es del 30%. Además, este tipo de vehículos están exentos de pago del impuesto de matriculación.

Otras desgravaciones

Las personas físicas que han adquirido un coche para el transporte de personas con discapacidad o movilidad reducida tienen derecho a desgravarse hasta el 50% del IVA, que en este caso es del 4% en vez del 21% que se aplica por norma general.

Sin embargo, hay que matizar que para beneficiarse de este tipo de bonificación el coche debe ser nuevo y sin matricular. Recordemos que además, los conductores que acrediten una minusvalía igual o superior al 33% están exentos del pago del impuesto de matriculación.

Las familias numerosas también cuentan con ciertas ventajas fiscales relacionadas con la adquisición de un vehículo. Disfrutan de una bonificación del 50% en el impuesto de matriculación siempre que el coche se ponga a nombre de los progenitores.

Ojo al Plan Renove y Plan Moves

El paquete de ayudas impulsado por el Gobierno para la compra de vehículos electrificados (Plan Moves) y nuevos en general (Plan Renove) tributa en la declaración.

De esta forma, la aportación económica recibida por la adquisición de un coche nuevo debe incluirse como ganancia patrimonial. La cantidad que habrá que pagar a las arcas del Estado dependerá del cómputo global de la declaración y del resto de sus datos fiscales.

¿Te ha sido útil este artículo? En la Red EuroTaller también queremos ser útilies cuidando cada detalle del mantenimiento de tu coche. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.