NOTICIA
01-10-2020

¿Qué hago si tengo una avería en la centralita del coche?

Siempre se dice que el corazón de nuestro coche es el motor, pero la parte de materia gris está a cargo de la centralita. Esta es la que hace que todo funcione correctamente, pero también, si falla, el sistema se viene abajo.

Hay que estar atentos a los síntomas que nos da para intentar poner remedio y que no vaya a mayores. Por eso es tan importante la revisión que nos hagan en nuestro taller de confianza de la Red de EuroTaller.

Técnicamente hablando, la centralita es una unidad de control electrónico (conocida también como ECU, por sus siglas en inglés), que gestiona los distintos aspectos de la combustión interna del motor del automóvil.

La ubicación de la centralita dentro de nuestro automóvil varía según el modelo y fabricante, y mientras unos la colocan en el vano motor, otros optan por emplazarla dentro del habitáculo, manteniéndola así protegida de agente externos.

Se compone de dos unidades: la de motor, encargada de gestionar la inyección de combustible y mejorar el régimen de ralentí y las revoluciones; y la de confort, cuya función es controlar el funcionamiento de la apertura y cierre de puertas, el climatizador, el elevalunas y las luces.

La centralita, además, tiene un procesador que recoge todos los datos de los sensores. Los compara con lo que tiene en su programación y manda las órdenes para que se ajuste lo que cree que no está correcto. Los fallos que recibe se quedan registrados por lo que, luego, en nuestro taller de confianza pueden verlos al hacer la diagnosis.

Pero, ¿y si lo que falla es la centralita?

Existen diversos síntomas que pueden revelarnos un fallo en la centralita del coche, aunque hay que tener en cuenta que estas incidencias pueden deberse también a una avería en otros elementos relacionados con el sistema.

  • El motor no arranca.

  • El ralentí es inestable o su velocidad no es la habitual.

  • Pérdida de velocidad y aceleración.

  • El rendimiento es anormalmente reducido.

  • Se registra un consumo exagerado.

  • Se escuchan pequeñas detonaciones en el motor cada cierto tiempo.

  • El limpiaparabrisas no funciona o lo hace de forma errática.

  • Hay que hacer varios intentos para cerrar las puertas.

  • Las luces del interior del vehículo no se encienden.

¿Por qué ha fallado?

  • Contacto con el agua

  • Sobrecarga de tensión

  • Roturas de la placa

  • Errores de programación

Si observas alguno de estos síntomas pide cita en tu taller de confianza de la Red de EuroTaller.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.